Hace 50 años, un 18 de agosto de 1969, Jimi Hendrix se subió al escenario de Woodstock, consagrándose como una leyenda de la guitarra en un show de más de 2 horas con una de las presentaciones más largas de su carrera.

Jimi Hendrix fue el encargado de cerrar el evento musical de tres días realizado en una granja a horas de Nueva York, que reunió a grandes artistas como The Who, Janis Joplin, Joe Coker, Santana, entre otros.

Su banda, «The Experience» se había separado recientemente, por lo que Hendrix tuvo que armar una nueva agrupación para poder estar presente en Woodstock, así conformó «Gypsy Sun and Rainbows», inicialmente presentados en el escenario como «The Jimi Hendrix Experience», junto al baterista Mitch Mitchell, de la antigua formación, el bajista Jimmy Cox y el guitarrista Larry Lee, ambos amigos del ejercito y dos percusionistas, Jerry Velez y Juma Sultan.

Sin duda este fue uno de los más legendarios shows de Jimi Hendrix pero también fue uno de los más desorganizados. El quinteto solo había ensayado dos veces antes de Woodstock y Hendrix no durmió durante los tres días del festival. Aún así, durante 2 horas y 10 minutos, sorprendieron con 16 canciones que incluyeron numerosos temas inéditos, como Message to Love, canción con la que abrió el concierto, dos versiones de The Impressions y algunas improvisaciones que causaron más de una polémica.

Jimi Hendrix woodstock

El polémico himno nacional de Jimi Hendrix

Una de las escenas más recordadas del show de Jimi Hendrix, considerado incluso uno de los momentos más icónicos de la década, vino tras las últimas notas de “Stepping Stone”, cuando el guitarrista comenzó a improvisar con algunas notas que rápidamente fueron reconocidas por el público.

Ante las miradas atónitas de los asistentes, Hendrix comenzó a tocar una versión más rockera y eléctrica del himno nacional de Estados Unidos, en una mezcla con su tema “Purple Haze”. En ese momento, Jimi Hendrix sacó a la luz todas sus habilidades con la guitarra, mostrando una técnica impecable y una serie de trucos con su guitarra, consagrándose como una leyenda del instrumento.

La situación causó polémica y claramente molestó a más de un Estado Unidense, ya que lo consideraron una deshonra al himno e incluso una provocación.

Días después el músico fue consultado por su interpretación en The Dick Cavett Show, donde Hendrix comentó que “Todo lo que hice fue tocarlo, soy americano. Lo cantábamos en la escuela, retrocedí a los días de mi infancia”.  

Esta sin embargo no fue la primera vez que interpretaba su propia versión de la canción nacional, según algunos datos la primera vez fue en la Universidad Clark en un show en marzo de 1968, pero ninguna interpretación fue tan icónica como la de Woodstock.

Era imposible saber que el show del hombre de «Hey Joe», se convertiría en algo de lo que seguiríamos hablando 50 años después. Por lo que han señalado algunas fuentes, tan solo una décima parte de las 400 mil personas que fueron parte de Woodstock estuvieron presentes en el legendario concierto de Jimi Hendrix. 

Te puede interesar:Historias de Woodstock: El día que Santana alucinó (literalmente)