La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) reveló un lapidario estudio con respecto al acceso a una vivienda en Chile, donde lo catalogaron como “severamente no alcanzable”.

La asociación gremial que promueve el desarrollo y fomento de la actividad de la construcción, informó que en su Índice de Acceso a la Vivienda, que para la gran mayoría de las personas es prácticamente imposible obtener una casa propia.

El indicador PIR (siglas en ingles) hace un cruce entre el precio promedio de una vivienda y el ingreso promedio de un hogar. En el caso de Chile este registró un 7,6, lo que significa que una familia necesita ahorrar el 100% de sus ingresos durante 7,6 años para poder pagar un a casa o un departamento, publicó el Diario Financiero.

Dentro de las ciudades donde es más difícil acceder a una vivienda propia, Santiago se ubica en el tercer lugar del país (PIR 7,4), mientras que Temuco es la más cara con un PIR de 8,8, seguida por Concepción que alcanza un 7,7. Con este resultado, las tres comunas se encuentran en el rango “severamente no alcanzable”.

CChC

A nivel internacional, Santiago supera a grandes ciudades como Montereal (Canadá), Manchester (Inglaterra) y Dublín (Irlanda).

Otros resultados del CChC

Dentro del estudio del CChC, este elevado indicador se debe justamente a un aumento en el precio de las viviendas de un 67,8 % entre 2011 y 2019, que va relacionado con el incremento en el precio del sueldo.

Esto ha provocado que muchas familias prefieran arrendar antes que comprar una propiedad, niveles que no habían sido tan bajos desde los años 80, según Diario Financiero.

Además de esto, en el año 2017 el total de familias que vivían como allegadas aumentó en un 35% en comparación con el 2015. También se reveló que durante ese mismo año se registraron a 40.541 familias que se encontraban viviendo en campamentos.

En cuanto a las medidas para superar el alza en las viviendas que se catalogan como “severamente no alcanzables”, la Cámara Chilena de la Construcción indicó que se buscará la posibilidad de una planificación urbana integrada y de largo plazo, con una nueva política de arriendo.

Te puede interesar: Fallecidos por conducción en estado de ebriedad bajaron un 57% en siete años