Un viaje de cuatro días realizado organizado por el ejército de Estados Unidos, invitaba a periodistas y fotógrafos a revisar Guantánamo, quienes podían revelar – de manera controlada – secretos y rincones de la base militar estadounidense ubicada en Cuba.

El viaje comenzó en un aeródromo de la Marina en Jacksonville, Florida. Un capitán del Ejército se reunió con periodistas y fotógrafos antes del amanecer para acompañarlos a un chárter que regularmente realiza el transporte a Guantánamo. El costo del asiento en el avión era de $297 dolares, es decir, casi 200 mil pesos chilenos.

Este viaje fue el único organizado hasta el momento en 2019, que permitió a los periodistas acceder a la zona donde se encuentran recluidos los 40 presos y permitir entrevistas con el personal penitenciario.

Te contamos los secretos revelados por New York Times:

Reglas para las fotos

Antes de comenzar el viaje, se establecieron límites estrictos con respecto a las fotografías tomadas. En ellas no se podían mostrar las caras del personal de la base por ejemplo.

Una recepción americana

La entrada a la base parecía tomar la apariencia de cualquier patio de una casa en un suburbio estadounidense. Solo que en esta ocasión no había alcohol.

Centros de detención

Durante la visita de cuatro días, solo se asignaron unas pocas horas a la extensa Zona del Centro de Detención, cuyo personal de 2,000 militares y civiles de los Estados Unidos supervisa a los 40 detenidos restantes.  Solo uno de los cuales ha sido condenado por un crimen de guerra.

Alrededor de dos tercios de los prisioneros de guerra se encuentran recluidos en los edificios de la prisión llamados “Camp 5 y 6”. Este es un espacio comunitario para los presos de buen comportamiento, ninguno de los cuales ha sido acusado de delitos. 4.

“Camp 7”

Los presos que enfrentan cargos, como Khalid Shaikh Mohammed – el presunto actor de los ataques del 11 de septiembre de 2001 –  están recluidos en un complejo secreto llamado Campamento 7 que nunca se les ha permitido ver a los reporteros.

Una celda modelo en Guantánamo

Los relacionadores públicos de la prisión dieron el pase a los fotógrafos a capturar “su celda modelo”. En ella se muestra el tipo de cosas que el ejército proporciona, en las que destacan un gorro militar y una alfombra de oración.

Televisión y sillones

Los prisioneros mejor portados comparten un sofá, una gran pantalla de televisión y auriculares para escuchar ciertos canales satelitales gratuitos, desde La Meca en Arabia Saudita hasta eventos deportivos y noticieros gratuitos del gobierno extranjero.

Una ciudad americana en Cuba

guantánamo secretos

Tiene una comunidad, barrios para familias de la Armada, un sistema escolar para niños y restaurantes de comida rápida como Subway y McDonald’s  administrados por trabajadores extranjeros.

El caso de Doug Mills

guantánamo secretos

Para documentar este viaje, el fotógrafo Doug Mills presentó su reseña de fotos. El ejército censura las imágenes que cree que podrían amenazar la seguridad, como mostrar candados y cámaras, o afectar la privacidad de los detenidos. Mills tuvo que eliminar hasta el 40% sus imágenes del centro de detención.

No hay más visitas

Esta historia documenta la oportunidad más reciente de visitar el centro el 17 de abril de 2019. La prisión canceló una visita programada para junio.

Revisa el fotoreportaje realizado por New York Times aquí. 

 

Te puede interesar: Joaquín «El Chapo» Guzmán es sentenciado de por vida a vivir en la cárcel