La justicia de Los Ángeles, EEUU, dio su veredicto y no fue favorable para la artista pop, Katy Perry, ya que se comprobó que su exitoso tema “Dark Horse” era un plagio de un rap cristiano.

Según el medio especializado, The Hollywood Reporter, Perry habría perdido un juicio que se venía arrastrando por cinco años, luego de que en 2014 Marcus Gray, alias Flame, la denunciara por plagiar su tema “Joyful Noise”.

El rapero cristiano asegura que la artista y su grupo creativo se apropiaron del ritmo de una de sus canciones, por lo que decidió llevarlos a tribunales.

Durante el juicio, la abogada de Perry, Cristiane Lepera, desestimó que la canción fuese un plagio: «Están tratando de apropiarse de unos ritmos fundamentales de la música, el alfabeto musical que debería estar disponible para todo el mundo».

Incluso los mismos productores musicales Dr. Luke y Max Martin, involucrados en la creación de la canción de Perry, aseguraron en el juicio que jamás habían escuchado la canción del rapero cristiano.

Sin embargo, los abogados que representan a Flame dijeron que Perry y su equipo «copiaron una parte importante» de su canción.

Finalmente la decisión que falló en favor de Flame, fue en forma unánime desestimando los argumentos de los productores de “Dark Horse” y la defensa de la cantante.

Este martes 30 de julio el jurado analizará cómo deberán compensar a Gray por daños y perjuicios.

La canción de Katy Perry, «Dark Horse» formó parte del disco «Prism» (2013) y que contó con Juicy J como invitado, es uno de los grandes éxitos de la carrera de Perry y su videoclip, inspirado en el antiguo Egipto, y acumula más de 2.600 millones de reproducciones en YouTube.

¿Crees que realmente se parecen? Escúchalas aquí:

Te puede interesar: La romántica petición de matrimonio de Orlando Bloom a Katy Perry en un helicóptero