«Tienen mi permiso oficial por escrito para encarcelarme», dijo George R.R. Martin cuando lo invitaron a Nueva Zelanda para que descansara y escribiera «Vientos de invierno».

El escritor, quien se ha hecho aún más conocido, luego de la fama de la serie «Game of Thrones» tiene la presión de terminar la historia.

Recordemos que la última temporada de la serie no corresponde al final de la historia original, ya que éste aún no ha sido escrito.

La producción de HBO que llevó las historias de George R.R. Martin a la televisión consiguió que millones de personas alrededor del mundo estuvieran pegadas a la pantalla para conocer el final de la historia después de las ocho temporadas.

George R.R. Martin en Nueva Zelanda

Después de que se acabó la octava y última temporada de Game of Thrones, el escritor y guionista estadounidense recibió una invitación de la aerolínea Air New Zealand para que visitara Nueva Zelanda con todos los gastos pagados. El objetivo es que descanse y se concentre en escribir su último libro «Vientos de invierno».

A pesar de que la oferta era tentadora George R.R. Martin agradeció la invitación, pero no la aceptó y sugirió a la compañía que regalara ese viaje a otras personas que no tienen la oportunidad de pagárselo.

De todos modos dijo que tiene planeado regresar a Nueva Zelanda y que quiere tener listo «Vientos de invierno» para la próxima Convención Mundial de Ciencia Ficción, que se realizará en Wellington, del 29 de julio al 2 de agosto del próximo año.

Te puede interesar: Chernobyl: La serie que destronó a Game Of Thrones y Breaking Bad

George R.R. Martin a la enclaustrado

Pero eso no es todo porque pidió a Nueva Zelanda que si no tenía terminado el libro para el año 2020, que por favor lo encarcelen en una cabaña hasta que lo termine.

«Si no tengo ‘Vientos de invierno’ en mi mano cuando llegue a Nueva Zelanda para el Worldcon, tienen mi permiso oficial por escrito para encarcelarme en una pequeña cabaña en la Isla Blanca, con vistas a un lago de ácido sulfúrico, hasta que lo termine. Hasta que todos los humos cáusticos estropeen mi viejo procesador de textos DOS. Todo estará bien», según escribió en su sitio web.

El último libro que se publicó de esta saga fue «Danza de dragones» en 2011.