Al menos 49 víctimas fatales y 20 heridos de gravedad dejó un ataque terrorista coordinado contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, situada en la Isla del Sur de Nueva Zelanda.

La policía ha detenido a cuatro personas, pero una de ellas quedó en libertad al demostrarse rápidamente que no estuvo involucrado en la matanza. Los otros tres almacenaban explosivos y armas de fuego en sus vehículos.

nueva zelanda 2

De momento, se contabilizaron 41 muertos en la mezquita de Al Noor, 7 en Lindwood y una falleció mientras era tratado en el hospital.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, subrayó que “está claro que esto sólo se puede describir como un ataque terrorista” y aumentó el nivel de seguridad al máximo en el país ante posibles amenazas.

Uno de los arrestados fue identificado como Brenton Tarrant, tiene nacionalidad australiana y autoridades de ese país lo vincularon con un grupo de supremacistas blancos.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, manifestó que “nos sentimos muy afligidos, estamos en shock, horrorizados e indignados. Condenamos absolutamente el ataque que ha ocurrido hoy por un extremista, un terrorista violento de derecha“.

Uno de los tiroteos fue transmitido por uno de los atacantes por Facebook Live, donde vestido con ropa militar ingresa a una de las mezquitas y abre fuego a mansalva, con el claro fin de liquidar al mayor número de personas posibles.

Según El País, otro de los perpetradores del ataque se responsabilizó del atentado y dejó un manifiesto de 74 páginas donde explica las razones de la matanza, texto que incluye una serie de calificativos peyorativos contra los musulmanes.

Te puede interesar: La Hora del Planeta invita a sumarse a la Generación del Cambio