La escuela católica St. James, en Torrance, California, en Estados Unidos, anunció la semana pasada que las hermanas Margaret Kreuper y Lana Chang, monjas del establecimiento, «están involucradas en el uso personal de una cantidad sustancial de fondos escolares». Luego trascendió que las religiosas se llevaron 500.000 dólares del colegio para irse a apostar a Las Vegas.

De acuerdo a los informes, Kreuper, que había sido directora durante 28 años en la escuela, y Chang, que era maestra, les habían dicho a los padres que el establecimiento estaba operando con un presupuesto limitado, pero un abogado de la institución afirmó que, en cambio, las monjas habían inflado parte del dinero cuando vivían en Las Vegas en viajes de apuestas. «Nosotros sabemos que tenían un patrón de ir de viaje, sí sabemos que tenían un patrón de ir a los casinos, y la realidad es que utilizaron la cuenta como su cuenta personal», reveló.

Kreuper se retiró en junio después de 28 años como directora. Y el monseñor, Michael Meyers, dijo que se había puesto «muy nerviosa y muy ansiosa» por la auditoría, y le pidió al personal que modificara algunos de los registros, recoge ABC News.

La auditoría planteó varias señales de alerta, de «cheques que se cobran en cuentas diferentes», según Adrian Alarcon, director de relaciones con los medios de la Arquidiócesis de Los Ángeles, quien dijo que se cree que la cantidad está en el rango de 500.000 dólares, pero una investigación está en marcha para determinar la cantidad total.

Meyers dijo que la iglesia y la arquidiócesis han optado por no presentar cargos criminales contra las monjas, sino que planean «abordar la situación internamente a través de la investigación, la restitución y las sanciones a las hermanas».

Fotos: Escuela Católica St. James.

pixel

Te podría interesar: “Las monjas de la marihuana”: Las mujeres que quieren sanar el mundo con la cannabis