584 kilos pesaba el hombre que en 2016 batió el récord Guinness y se coronó como el hombre más obeso del mundo, con una estatura es de 1 metro y 80 centímetros. Sin embargo, muchas complicaciones le trajo esta condición, empezando porque no pudo pararse de la cama por más de 10 años, pero afortunadamente eso cambió.

El joven llamado Pedro Franco, cuyo sobrepeso tiene su punto de partida en una enfermedad genética con la que nació, es oriundo de la ciudad de Aguascalientes y se sometió hace un par de semanas a una gastrectomía en manga y un bypass gástrico. ¿El resultado? Ahora pesa 292 kilos y pudo levantarse de su cama.

Declaró a Daily Mail que poder levantarse de la cama le permitirá comenzar a perder calorías de una forma más natural y contó además que su objetivo es llegar a pesar 150 kilos de aquí a un año.

Mira a Pedro Franco pre y post operación:

obeso

obeso 2

Te podría interesar: #CONCURSO ¡Tenemos las últimas entradas para que vayas a ver Bohemian Rhapsody!