Copa Libertadores aún no tiene un campeón. La final fue postergada tras los incidentes previos al encuentro. Por si no te acuerdas, un grupo de hinchas atacó el bus en el que estaba llegando Boca Juniors al Monumental de River Plate.

Varios heridos y una final postergada sin fecha definida fue el saldo de este fin de semana. Conclusión que se podría revertir tras la reunión que sostendrá Conmebol mañana, junto a los directivos de ambos clubes.

Además, el estadio Monumental de River fue suspendido por el organismo. Ante el clima de incertidumbre ya son varias las ideas que nacen para poder concretar el encuentro.

Y hoy nos enteramos de una que proviene de Italia. Porque la ciudad de Génova se ofreció para ser sede de este encuentro.

¿Las razones?

En una carta escrita por el asesor para el deporte de Génova, Stefano Anzalone, señala que es el vínculo profundo de River y Boca con aquella ciudad, «debido a los lazos históricos, culturales y deportivos con Buenos Aires, esta ciudad se siente profundamente conectada con esos dos clubes prestigiosos, fundados por nuestros compatriotas que emigraron a Argentina a principios del siglo XX». 

¿Cuál sería el estadio que serviría de anfitrión para el partido? El Luigi Ferraris que es uno de los recintos más antiguos de Italia en el que hacen de local equipos como el Genoa y la Sampdoria.

También te podría interesar: #CONCURSO ¡Anda al Festival Chelero de Pirque!