En 1999 Mikelle Biggs, una niña de 11 años de Mesa Arizona, desapareció sin dejar rastros luego que saliera de su casa a comprar golosinas en su bicicleta y hoy, a casi 20 años de su extraña desaparición, un mensaje escrito en un billete reabrió el caso.

“Me llamo Mikel Biggs, secuestrada en Mesa, Arizona. Estoy viva”, es lo que se puede leer en los bordes de un billete de un dólar que un vecino de Neenah, en Wisconsin, llevó hasta una estación de policía el pasado 14 de marzo.

El billete fue a parar a manos de sus hijas, dos girl scouts tras una jornada de venta de galletas por un dólar. Lo extraño es que el mensaje oculto fue encontrado en Wisconsin, es decir, a más de 2.000 kilómetros de distancia del lugar en el que la pequeña Mikelle fue vista por última vez.

Aunque las autoridades señalaron que van a investigar, creen que es muy difícil rastrear y averiguar quién escribió el mensaje, tomando en cuenta que el billete ha pasado por una infinidad de manos desde que se imprimió en 2009 según informa La Vanguardia.

Por su parte, la familia de Mikelle no cree que el mensaje haya sido escrito por ella. “El hecho de que su nombre esté deletreado de manera incorrecta, lo desacredita un poco. No creo que sea algo que ella haría”, dijo su hermana. pixel