Meryl Streep será una de las actrices que vestirán de negro como protesta en la próxima entrega de los Globos de Oro, manifestación silenciosa con la que no todos están de acuerdo.

Una de las voces disonantes es la de Rose McGowan, quien acusó «hipocresía» por parte de quienes adhieren a esto al ser cómplices en el «silencio» ante la violencia sexual en la industria del cine.

Streep respondió a esto en un comunicado de prensa: «Me duele el ser atacada por Rose McGowan en los titulares de este fin de semana, pero quiero dejarle saber que yo no sabía de los crímenes de Weinstein, ni en los 90 cuando ella fue atacada ni en las subsecuentes décadas cuando él procedía a atacara a otras«.

«Yo no estaba deliberadamente silenciosa. No lo sabía. No apruebo tácitamente la violación. No lo sabía. No me gusta que jóvenes mujeres sean atacadas. No sabía que esto estaba pasando», añadió.

Incluso recordó que la única ocasión en la que se reunió con Weinstein fue en el año 1998, pero que no mantiene ninguna otra relación con él, aparte de participar en películas donde trabajó como productor.

«HW distribuía películas que yo hacía con otras personas. HW no era un cineasta, él era a veces un productor, primariamente un mercante de películas hechas por otras personas, algunas de ellas geniales, otras no tanto«, agregó.

En el texto, la ganadora del Oscar finalizó asegurando que «no todos los actores, actrices y directores que hicieron películas distribuidas por HW sabían que él abusó de mujeres o que violó a Rose en los 90, u otras mujeres antes y otras después, hasta que ellas nos dijeron. No sabíamos que el silencio de las mujeres había sido comprado por él y sus secuaces».