Álex Anwandter escribió un extenso post en Facebook, en donde comentó el ambiente después que se destaparan varios casos de violencia sexual en la industria musical chilena.

Si bien inició haciendo la advertencia que este «es un momento de escuchar a las mujeres que han sido silenciadas y escuchar las denuncias y testimonios», aprovechó de repasar algunos casos puntuales, como el de Gonzalo García de Planeta No, acusado de violencia psicológica por su ex-polola.

«No había dicho esto antes, pero yo produje el disco de Planeta No. Les prohibí explícitamente a ellos mencionarlo también una vez que se publicara«, inició el músico, detallando posteriormente que «Gonzalo era extremadamente problemático».

«Una vez que abandoné el proyecto, hastiado del trato y dinámica pasiva-agresiva con G., el ingeniero con el que trabajo siempre terminó de mezclar el último par de canciones. Inmediatamente después, una canción que se llamaba «Kylie Minogue» cambió su título a «Maricón Zara». Me pregunté si quizás era una referencia pasiva-agresiva a mí mismo (aunque no me vestiría en Zara jj), pero pronto entendí que era un intento por llenar de discurso a algo que estaba vacío de contenido», comentó.

Luego repasó sus propios comportamientos machistas del pasado, así como también una demanda de acoso sexual en contra de un cercano con que todavía trabaja, pero que finalmente no llegó a tribunales por «falta de pruebas».

«Creo que puede haber dicho cosas inapropiadas, sin intención de acosar. Es un hombre de más edad y cree que los chistes ‘cochinos’ pueden ser válidos. Eso está mal, claramente. Pero sinceramente, no sé si es acoso. Este hombre claramente está ‘condicional’ sobre este tema en mi mente, en cualquier caso», añadió.

Al volver al tema de la violencia de género, Anwandter fue tajante: «Entiendo que debemos creer a las víctimas. Ninguna mujer, es la sabiduría actual, se beneficia de nada haciendo pública una acusación de acoso. Por el contrario».

«Estoy seguro que he tenido actitudes o acciones machistas… pero, ¿no la hemos tenido todos? Violar a alguien es un crimen serio, por supuesto. Acosar a alguien también«, prosiguió.

Luego volvió a disparar en contra de García: «La falta de coherencia de vender la pomada feminista y abusar psicológicamente a tu novia, o apropiarte de lo queer siendo hetero y tener una canción que se llame ‘Maricón Zara’ como acto pseudo-provocativo (más aún conociendo el título original)… es obviamente una falta gruesa y flagrante. Entiendo la rabia y la decepción».

Otro de los mencionados fue (Me Llamo) Sebastián, cuyas declaraciones calificó como «burdamente narcisistas»: «Citar tus letras como evidencia de tu feminismo es, aparte de un tanto ridículo (o bueno, ridículo), una reacción tibia e insensible ante la verdadera situación importante: el/los abusos cometidos«, refiriéndose al caso de su guitarrista Pablo Gálvez.

Incluso hubo palabras para el vocalista de los Ases Falsos: «Una parte mía piensa, OK, pero si bien está correcto desenmascarar las contradicciones y ofensas de los falsamente aliados del feminismo… ¿no es más prioritario atacar al océano de ‘onvres’ hétero que dicen brutalidad tras brutalidad impunemente? (Hola, Cristóbal Briceño)«.

«Este texto o carta o lo que sea, nació porque no quería ser parte de la indiferencia ante los casos de acoso y discriminación. Pero tampoco me voy a sumar a la condena ciega ni voy a patear a nadie en el suelo. Me parece pésimo lo que hizo Gonzalo, terrible. Ese Pablo Gálvez cometió un crimen, en lo que a mí respecta. Lo de Me llamo Sebastián, me parece más narcisismo que ser un encubridor, en lo personal. Esos son mis juicios rápidos si me los piden«, afirmó.

¿Quieres leer el texto completo? Revísalo acá: