Guido Salinas es el creador de Galvarine, superhéroe de origen mapuche que mezcla a dos míticas figuras: Galvarino y Wolverine.

El personaje histórico nacional es conocido por haberse enfrentado a los colonizadores españoles, quienes lo castigaron cortándole sus manos. El mito añade que el hombre reemplazó aquella parte de sus extremidades con lanzas para poder seguir peleando.

Salinas añadió que el personaje comenzó solamente como una «portada parodia», pero que el éxito lo llevó a convertirlo en un proyecto serio con guión (escrito por Sebastián Castro) y más apegado a los hechos reales.

Según reproduce La Tercera, Salinas señala que tienen varios puntos en común: «Los dos son claramente antihéroes. Galvarino siempre tuvo un afán de venganza«.

“Esto lo conecta con figuras consulares del cómic fantástico de nuestros días como Batman o Wolverine, con el detalle que Galvarino existió realmente”, añadió.

El trabajo de Salinas buscará resaltar el lado más «oscuro» y «melancólico» del guerrero mapuche, del cual todavía no se conocen más detalles respecto del proyecto que lo llevará a un comic formal.