Noticias

"La magia del orden"

Hay estudios, como de la Universidad de Minnesota, que dicen que las personas desordenadas suelen ser más creativas y predispuestas a los cambios. Pero hay alguien que postula que el desorden en casa es MALO para tu vida.

La japonesa Marie Kondo tiene un lema: “ordeno, luego existo”. Según ella, la organización es una forma de terapias y tiene millones de ejemplares vendidos de su libro llamado “La magia del orden”.

“La verdadera vida comienza después de poner orden en tu casa”, de acuerdo a lo que explica y de hecho, tiene una respuesta a estudios como el que les contamos antes: “las habilidades que construyes cuando aprendes a ordenar tu casa pueden influir en el resto de tu vida de muchas formas positivas”.

Tiene muchos consejos y los compartimos a continuación:

1. Primero, desecha:

Todo se reduce a dos tareas: eliminar cosas y decidir dónde guardarlas. “Son solo dos tareas, pero la eliminación debe ir primero. Asegúrate de concluir la primera tarea antes de empezar con la siguiente”. ¿Cómo sé qué desechar?

2. ¿Produce felicidad?

Esta es la piedra angular de la filosofía de Kondo: descartar todo lo que no produzca alegría. “La clave es trabajar para identificar aquello que verdaderamente produce dicha, y para la mayoría de la gente no es fácil”.

3. Ordena por categoría y no por ubicaciones

En lugar de ir ordenando habitación por habitación, Kondo recomienda centrarse en una categoría. Por ejemplo, ropa (que a su vez tiene subcategorías como deportiva o zapatos), libros o papeles. En este caso, el orden sí altera el producto. Empieza con la ropa, continúa con los libros, papeles y objetos varios, y termina con los de valor sentimental. “Si reduces tus posesiones en este orden, tu trabajo fluirá con una facilidad sorprendente”.

Por cierto: ¿Eres de los que utilizan en casa la ropa que no les gusta, o se ha quedado vieja para la calle, como las mallas desgastadas? Error. “No me parece bien conservar ropa que no nos gusta para andar por casa”.

4. Hazlo de una vez

“Algunos creen que esto es un proceso que nunca termina, y que hay que hacerlo todos los días”, dice Kondo. O sea, ponte a ordenar de una y no pierdas el tiempo. “Si organizas un poco cada día, nunca acabarás”, dice Kondo.

5. Trata a las cosas como si fueran personas (o casi)

“Nunca jamás hagas una pelota con tus calcetines. Sufren una buena paliza en su trabajo diario. El tiempo que pasan en tu cajón es su única oportunidad de descansar”, dice la japonesa. "Si valoramos los objetos que nos importan, y los tratamos bien, no solo durarán más y nos darán más placer; también podemos aprender incluso a ser más amables y generosos con las personas”.

6. Rechaza los productos de almacenaje, y usa cajas de zapatos vacías

Kondo cree que estos no son más que una trampa, ya que resuelven el problema solo de forma superficial. No necesitas comprar separadores ni nada por el estilo. “Puedes solucionar tus problemas de almacenamiento con cosas que ya tienes en casa”.

7. Ropa de temporada

“Ya es hora de abandonar esta costumbre y tener toda nuestra ropa lista para usarla todo el año sin importar la estación”.

8. No dejes que te vea tu familia

“Recomiendo de manera especial a mis clientes que eviten ser vistos por sus padres y familiares ordenar". A veces se pueden preocupar por la cantidad de cosas que botas, o se preguntan si hay algo que ellos te han regalado.

9. Qué hacer cuando no puedes desechar algo

Por ejemplo, las tacitas de té de la abuela, que has ido cargando de mudanza en mudanza sin atreverte a usarlas nunca de horrendas que son. Ese vestido que te encantaba pero que ahora, después de haber sido mamá, te queda regular. “Cuando te topes con algo de lo que no puedes desprenderte piensa con cuidado sobre su verdadero propósito en tu vida. Te sorprenderá cuántas cosas que posees ya cumplieron su función".

Y bueno, también te dejamos un par de videos: