Noticias

Adelantado en el tiempo: Cómo Peter Gabriel fue pionero en el mercado de la música en streaming

Cuando el mercado de contenido en streaming todavía distaba de lo que conocemos hoy, Peter Gabriel incursionó con su propio servicio.

Peter Gabriel
Getty

El desarrollo de la tecnología desde la Revolución Industrial experimentó un progreso vertiginoso. Y lo mismo sucedió conforme el mundo se ha vuelto cada vez más interconectado. Tal aceleración resulta a veces en la materialización de productos y servicios que pueden ser innovadores, pero que nacen en la época equivocada. Y Peter Gabriel lo experimentó.

¿Por qué? El intérprete tuvo un incursión en una industria que hoy en día resulta poco menos que indispensable en la vida diaria de las personas: la música en streaming. Este mercado nació en un principio como una forma de descargar música. Posteriormente evolucionaría, permitiendo a los usuarios escuchar sus canciones favoritas estando conectados a Internet.

Peter Gabriel y su incursión temprana en el streaming

Corría 2007 y Peter Gabriel había estrenado la plataforma WE7, la cual tenía como objetivo brindar descargas de música. Tiempo después, se le conocería como Blinkbox Music.

Para aquel entonces, existía una variedad de otros servicios que permitían bajar música, pero de manera ilegal e incluso peligrosa, puesto que era frecuente que esos archivos incluyeran virus. Conocido es el caso de la plataforma Ares, muy popular en esos tiempos. En este sentido, WE7 era una alternativa que resultaba segura.

Peter Gabriel
Logo de WE7. Sopitas

Un año después, Peter Gabriel decidió darle un giro a su idea. De esta forma, en lugar de descargar música, se podía oír mientras se estaba conectado a Internet.

Así, y antes de que existieran las plataformas de streaming tal como las conocemos, WE7 apostaba a ser una biblioteca digital en la que los artistas pudiesen ofrecer sus creaciones. Y lo más importante: de forma completamente segura y legal.

¿Qué pasó con la WE7?

Según consignó Sopitas, la plataforma del músico fue adquirida por Tesco en el año 2012 para que, un año más tarde, se consolidara como Blinkbox Music. Guvera, una empresa australiana, la adquirió tres años después y ya en 2017 dejó de funcionar.