Noticias

El inusual animal que apareció después de 12 años en Atacama

Después de 12 años este roedor declarado extinto, fue divisado en Atacama por medio de un trabajo colaborativo.

Chinchilla cola corta, CONAF
CONAF

Los investigadores del Zoológico Metropolitano de Santiago, la CONAF de Atacama y la Universidad de Tarapacá encontraron una inusual especie en la Región de Atacama.

El lugar donde se pudo ver al misterioso animal

Este animal corresponde a la chinchilla de cola corta, detectada en la quebrada Pantanillo gracias al uso de cámaras trampas, en el Parque Nacional Nevado de Tres Cruces.

El inusual roedor durante 12 años se mantuvo escondido en la zona nortina, hasta ahora.

Es por este motivo que su aparición causó emoción, respecto a esto el Dr. Pablo Valladares, parte de los investigadores, destacó "Hay una característica ecológica que se reconoce en las chinchillas y es que las poblaciones son muy dinámicas.

Asimismo explicó "Esto significa que en algún momento puede existir en un lugar geográfico una colonia, pero en poco tiempo puede desaparecer o se puede trasladar de manera natural”

Chinchilla cola corta: colaboración del Zoológico de Parquemet, Zoo Conservation Outreach Group (ZCOG), el programa SAFE (Saving Animals From Extinction) de la Association of Zoos and Aquariums (AZA).
Zoológico de Parquemet, Zoo Conservation Outreach Group (ZCOG), el programa SAFE (Saving Animals From Extinction) de la Association of Zoos and Aquariums (AZA).

La extinción de misteriosa chinchilla

Su existencia se debió a que durante los inicios del siglo XX, el roedor sufrió una caza masiva por sus pieles.

Dentro de la información que entregó ParqueMet, sobre las amenazas, se recalca que viven constantes perturbaciones en su hábitat "actividades de proyectos mineros que degradan el hábitat y afectan estos animales, las perturbaciones asociadas al tránsito de vehículos"

Por otro lado se incluye como peligro la depredación de otros animales y "los efectos de la crisis climática y ambiental, y la caza ilegal"

Aunque la especie se creía como extinta, en realidad, nuevamente se han descubierto colonias de chinchillas costinas y altiplánicas en la región de Coquimbo y Antofagasta.

Aunque la especie se encuentra en mejor cuidado, en parte, gracias al trabajo en conjunto que realizó la Universidad de Tarapacá, CONAF, Zoológicos Norteamericanos y el programa SAFE (Saving Animals From Extinction)