Noticias

El curioso momento en el que Roger Waters le sirvió desayuno a Gustavo Cerati y Pedro Aznar

Un icónico momento se vivió en el pasado cuando Roger Waters convivió en un desayuno junto al ídolo argentino, Gustavo Cerati.

Roger Waters
Roger Waters

No se puede negar de ninguna manera que Roger Waters es un artista simplemente legendario en a industria de la música.

Con éxitos muy grandes desde su estadía en Pink Floyd, el intérprete alcanzó la cima y la fama mundial.

"Another Brick In the Wall", "In The Flesh" o "Comfortably Numb", son solo algunos de sus clásicos más potentes.

Siempre ha llamado la atención, la forma en que Waters escribe sus letras y cómo las lleva a cabo en la producciones.

Simplemente la sensación de todo termina por ser una experiencia mágica para el auditor.

Dentro de sus giras, hubo un momento icónico que vivió junto a Gustavo Cerati y Pedro Aznar.

Un encuentro único, que dejó una increíble anécdota de lo que fue el emblemático instante.

El desayuno que marcó diferencia en lo común de Roger Waters

El cruce entre leyendas del rock, suele ser muy llamativo, pero se da con muy poca frecuencia en la vida.

Sobre todo si se trata del británico y los dos argentinos que crearon verdaderos himnos para la posteridad.

Todo esto se dio en el año 2008, en un concierto a beneficio para la fundación ALAS, la cual era comandada por Shakira y buscaba ayudar a los niños de América.

Llamaron a Gustavo porque querían un artista latinoamericano y justo se encontraba volviendo de su gira "Me verás volver", con Soda Stereo.

Gracias al llamado, Cerati viajó a Nueva York junto a Pedro Aznar, donde se encontraron con la estrella británica.

“A nivel muy humilde compartimos cosas de igual a igual, como debe se también; músicos ocupados de la música en sí misma. Hubo aportes de muchos artistas, además de nosotros también estuvo Eric Clapton”, expresó el trasandino.

Según corrobora La Tercera, finalmente los músicos latinos alojaron en la casa de Roger Waters luego de trabajar en el proyecto, que incluyó una canción llamada "The Child Will Fly".

"Nos hizo el desayuno cuando estábamos con Pedro Aznar, lo digo canchereadamente, pero realmente es genial. Imagináte despertarte en la mañana en la casa de Roger Waters y que te haga el desayuno en bata. De todas maneras, lo mejor, obviamente no fue eso, sino charlar, hacer música con él. Fantástico. Compartimos muchas cosas, vino, cena, grabaciones”, narró el líder de Soda Stereo.