Noticias

La historia de la guardaparques que encontró planta que se creía extinta y cumplió el sueño de su fallecido padre

El padre de Ángela García también era guardaparques y le encargó encontrar el helecho que se creía extinto.

Angela guardaparques planta extinta web
CONAF

Ángela García es guardaparques de la Isla Juan Fernández desde hace casi seis años al igual que su papá, y él se propuso reencontrar una planta que se creía extinta, hasta que ella la redescubrió. Ella conversó con Un País Generoso y nos contó su historia.

Su padre llevaba mucho tiempo tratando de encontrar el helecho llamado Quintral del Boldo, conocido científicamente como Notanthera heterophylla. "Mi padre siempre me enseñó el nombre científico de las plantas, especialmente de plantas endémicas". A él le gustaba mucho este Quintral, y le enseñó cómo era y dónde encontrarla.

Este helecho "es como una hemiparásita que se afirma de su planta madre para vivir, pero no le hace daño". Su padre estuvo cerca de 30 años trabajando con la Corporación Nacional Forestal (CONAF), y Ángela hace casi 6 años logró ella misma convertirse en guardaparques.

Cómo logró encontrar esta planta casi extinta

Ángela logró encontrar este helecho durante una expedición botánica realizada cerca del sector conocido como La Pesca de los Viejos, en la isla Robinson Crusoe, del archipiélago de Juan Fernández.

Fueron a buscar entre guardaparques y practicantes buscando la Robinsonia berteroi, conocida como Resino hembra, que tampoco se avista hace años. Al entrar al bosque le llamó la atención un aroma diferente. "Me alejé del grupo y le dije a mi compañera que me iba a alejar del grupo para que no me dejaran sola" dijo Ángela.

En un momento "abrí dos helechos e inmediatamente esta planta casi choca con mi cara, las flores eran muy hermosas, y era una planta que yo nunca había visto", cuenta la guardaparques, a pesar de su expertiz de 6 años conociendo las especies.

"En el momento la encontré demasiado grande, y no la asocié a esta Notanthera, que era la que mi padre me había que buscara". Pero el administrador le dice que a pesar de su tamaño, cree que era el quintral del boldo y había que verificarlo examinando su tronco.

"Fue mágico, yo de verdad quería llorar en ese momento, no me salían las palabras"dijo la entrevistada. Y después de darse un minuto con la planta, avisó al grupo que encontró una nueva planta que no conocía.

El resto del grupo se acercó, examinaron la planta y efectivamente verificaron a través del tronco verificaron que era una Notanthera. "Cuando me dijo recordé la imagen que tenía pero pensé que iba a ser más pequeña.

"Esta es una planta muy muy longeva que nos puede entregar mucha información sobre el bosque" señaló la guardaparques.