Noticias

¿Chile a la luna? El ambicioso plan para que nuestro país pise la Luna

Un ambicioso proyecto espacial busca que Chile sea el sexto país en llegar a la luna, y que llegue a su lado oscuro.

Chile lado oscuro de la luna GettyImages- web
Getty Images

Chile podría dar un salto importante en el campo de la astronomía, y finalmente llegar a pisar la Luna, si un ambicioso proyecto llega a concretarse.

Se trata de Beresheet 2, un proyecto de la ONG israelí sin fines de lucro SpaceIL, que tiene como objetivo lanzar una nave espacial para que orbite la Luna, y mandar dos módulos, uno que aterrice en el lado visible y otro en el lado oscuro de la Luna.

El proyecto para que Chile llegue a la Luna

El proyecto Beresheet 2 cuenta con un presupuesto pequeño pero con muchos voluntarios, según reconoce su propio CEO, Shimon Sarid. "Más del 90% de su presupuesto es de donaciones. Son 120 millones de dólares, una fracción de lo que gastan Estados, que son billones de dólares, aquí lo hacemos por 120 y ya hemos recaudado más del 80%, pero todo sin fines de lucro" dijo a Infobae.

Y es en este proyecto en el que quieren colaborar con Chile. Sharid explicó que quieren que Chile sea parte de este proyecto por varias razones. Primero, porque el país ya posee un programa espacial, que tiene proyectado crecer. En segundo lugar, Chile e Israel gozan de una cooperación internacional hace décadas. Y, por último, “Chile ya es un líder regional en materia de espacio y es el más avanzado en el hemisferio sur. Esto le va a dar un salto a otro nivel en el mundo”, señaló al medio citado.

Para hacerse parte del proyecto, Chile deberá cooperar con el 12,5% del total del presupuesto, el equivalente a 15 millones de dólares. De hecho, Shimon Sarid visitó el país entre el 21 y 23 de marzo, y se reunió con ministros y subsecretarios de Defensa, Relaciones Exteriores, Ciencias y Tecnología, Bienes Nacionales, Transportes y Comunicaciones. Así como con senadores y diputados, la Academia Chilena de Ciencias y la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Chile tiene hasta fines de mayo para responder al proyecto, y, si deciden sumarse, el lanzamiento de la nave está previsto entre junio y agosto de 2025. Entonces podría ser la oportunidad de que Chile llegue a la luna.