Tras semanas de dudas y rumores, la antropóloga nacional, Irina Karamanos, anunció que sí tomará el rol de la Primera Dama de Chile en el Gobierno de Gabriel Boric. La también cientista social y politóloga confirmó que respetará el cargo pero que también buscará modernizarlo. Así, dejará su huella en un papel que importantes mujeres a lo largo de la historia han ocupado.

Y es que, aunque se pueda ver como un rol de compañía al Presidente, la verdad es que la Primera Dama ha tenido importantes contribuciones en Chile. Así lo recuerda la autora del libro Chilenas: la historia que construimos nosotras, María José Cumplido, quien conversó con Un País Generoso sobre el tema. 

Además, discutió sobre el origen de este cargo en nuestro país y lo distinto que solía ser. Junto con esto, destacó a algunas de las primeras damas más célebres y sus aportes a la política y sociedad chilena. 

¿Cómo nació el cargo de Primera Dama en Chile?

«Ha sido una practica que existe desde la Colonia, donde se llamaban Presidentas», explica Cumplido sobre el rol de la Primera Dama en Chile. Según señala, este nació con nombre bajo José Miguel Carrera, quien crea el cargo que se conoce hoy.

Sin embargo, su rol era muy distinto al que tiene actualmente. Originalmente, era algo más social, considerando que estas iban principalmente a comidas de la sociedad chilena y mantenían las buenas relaciones entre el Gobierno de turno y las personas de interés.

«Es un cargo protocolar, que no tiene sueldo. No tiene orden ni todo está escrito», recuerda la autora sobre el cargo actual, que ha pasado de algo social a un rol mucho más influyente en las esferas políticas.

Sin embargo, el enfoque de la Primera Dama en Chile dependerá de cada persona que ocupe el cargo, que no necesariamente es la pareja del Presidente. Anteriormente, el hijo de Michelle Bachelet ocupó un cargo similar y hasta la madre de Bernardo O’Higgins también lo hizo.

Las destacadas

Dentro de las Primeras Damas que ha tenido Chile, la también historiadora celebra algunas que han tenido impacto en la política nacional. Por ejemplo, Juana Aguirre Luco, Primera Dama de Chile en el Gobierno de Pedro Aguirre Cerda y que se centró en promover el voto femenino y asegurar que fuera una realidad.

También recordó el trabajo de Luisa Durán, Primera Dama durante el Gobierno de Ricardo Lagos, y que impulsó la campaña Sonrisas de mujer, donde miles de mujeres de bajos recursos pudieron optar a salud dental. 

Sin embargo, no todas han estado de acuerdo con sus esposos. Por ejemplo, Emiliarquez de la Plata fue la Primera Dama de Chile en el Gobierno de Domingo Santa María y se opuso a las leyes laicas que impulsó el mandatario. De hecho, solía ir a misa a rezar por el alma de su esposo.

¿Qué se viene para Irina Karamanos?

«La nueva primera dama debe seguir esa senda, de convertirlo en un cargo más político. Impulsando leyes. A Irina le interesa el feminismo y podría ser una continuadora del legado de Juana Aguirre», señala la autora sobre cómo Irina Karamanos puede subvertir el rol de la Primera Dama en Chile.

Además, señala que ya es un importante mensaje el que ella haya decidido por su cuenta el aceptar el cargo y anunciar que buscará su modernización. «Tendremos que ver cómo ese cargo se transforma en aglo más sustantivo», finalizó