¿Sabías que en aproximadamente 4 mil millones de años, nuestra Vía Láctea, la galaxia en la que se encuentra nuestro planeta va a tener una colisión con otra galaxia vecina, llamada Andrómeda, y que se ubica a 2.537 años luz?

Sin embargo, estos choques no ocurren todo el tiempo. Esto ya que el universo suele expandirse. Y a medida que pasa el tiempo, las galaxias se van separando unas de otras. Conoce al chileno que logró fotografiar este fenómeno desde nuestro país.

El chileno que fotografió esta colisión de galaxias

Una de las pocas veces en que se ha podido detectar este evento astronómico ocurrió hace poco. Dusan Tubin, estudiante del Magíster en Astronomía del Instituto de Astrofísica UC e investigador del Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA), descubrió este choque de galaxias. Se encuentra a 450 millones de años luz de distancia, y lo encontró usando un instrumento ubicado en el Very Large Telescope (VLT). Este último, ubicado en el cerro Paranal, en el norte de Chile.

La imagen es la siguiente:

El aparato con el que lo fotografió, llamado MUSE, es un espectrógrafo 3D que toma imágenes del objeto que se observa en miles de longitudes de onda. Con esto, los astrónomos son capaces de mapear detalladamente sus propiedades, ya que cada píxel posee grandes cantidades de información.

El astrónomo, señaló a La Tercera que, gracias al instrumento, pudieron encontrar que este choque estaba conformado por una galaxia espiral joven. Y que esta chocó con su compañera, la que es probablemente una galaxia elíptica, pero que posee estrellas más viejas que la otra.

Asimismo, pudieron estimar que este sistema de galaxias está un proceso inicial de colisión. De manera que se están recién encontrando para luego formar una galaxia elíptica en algunos millones de años. Si bien el astrónomo asegura que la distancia de este fenómeno se le considera «cercana» dentro del universo, está muy lejano a escalas humanas.

¿Por qué se le llama así a este fenómeno?

Tubin cuenta que este sistema que es mucho más grande que la Vía Láctea, posee dos núcleos que forman una cara sonriente y que estos se encuentran activos.

colisión galaxias
Dos galaxias espirales en colisión, fotografiadas por el Telescopio Espacial Hubble.

Asegura que existe un agujero negro supermasivo que está en el centro de ambas galaxias y que este se alimenta por el gas de la propia galaxia cercana a los centros. Este último proceso recibe el nombre de acreción y libera grandes cantidades de energía.

También añade que es poco usual encontrar una colisión de galaxias y que posean núcleos activos.

Por otro lado, dice que ambas galaxias atraen a un punto intermedio llamado centro de masas y luego colisionan. Este choque lleva mucho gas y polvo de esas mismas galaxias hacia el centro, por lo que lo oscurecen.

Tubin asegura que lo que se sabe también, es que estos dos núcleos orbitan entre sí hasta colisionar, lo que genera las más intensas ondas gravitacionales que se pueden encontrar en el universo.

Por último, dice que esto ocurre en una escala muy pequeña en comparación con la galaxia, y que es muy difícil hallar dos agujeros que colisionen. Esto ya que el gas oscurece todo el sistema y es muy complejo ver este evento en una etapa más avanzada.