La tarde del día de ayer, martes 26 de enero, Ignacio Tejeda falleció. El tenista juvenil de tan sólo 17 años murió luego de combatir por casi 11 meses a un agresivo cáncer.

«El viernes 13 de marzo (de 2020) le hicieron la biopsia y encontraron un tumor del tamaño de un puño, que estaba ubicado en una zona complicada, porque comprometía el pulmón, la aorta, la vena cava y el corazón. Era un tumor maligno de células germinales«, contó José Tomás Traipe, amigo de Tejeda, según reportó La Tercera

Después de pasar por un intenso tratamiento, su familia lo trasladó a Estados Unidos para que recibiera un tratamiento en base a células madre. 

Para costear los US$ 780.000 (573.378.000 pesos chilenos) del tratamiento, diferentes figuras del mundo del deporte mandaron su aporte y saludos. 

Entre las figuras que apoyaron la causa se encontraron Novak Djokovic, Rafael Nadal y Dominic Thiem. Además de los chilenos Marcelo Ríos, Christian Garin, Nicolás Massú, Esteban Paradis y Fernando González. 

Aún así, y a pesar del multitudinario apoyo, Tejeda no fue capaz de realizarse el tratamiento y regreso a nuestro país. 

El mundo del deporte nacional quedó bastante dolido. «Es difícil tratar de decir algo que le dé gratificación a la familia», aseguró Carlos Marchant, entrenador del joven tenista del Club Manquehue. 

«Yo me quiero quedar con lo que significó Ignacio, con la gente que aglutinó, con los jóvenes que ayudaron tanto en esa campaña para tratar de dar una mano para que él saliera«, agregó el Merchant para La Tercera

Una brillante carrera

Antes de que fuera diagnosticado con cáncer, «Nacho» (como le llamaban sus cercanos) se abrió paso en el circuito juvenil de tenis, evaluando la opción de continuar su carrera en el circuito universitario de los Estados Unidos. 

En 2019, Tejeda terminó en el lugar número 27 del ranking nacional de menores de 16 años y en el 73 del de 18.

«Lo entrené durante 3 años. Era un muy buen jugador, que tenía un tenis bien evolucionado para su edad (…) Le costaba enfrentar a rivales de mejor nivel, pero le empezamos a demostrar que podía competir contra ellos y lo fue entendiendo», agregó Merchant en una entrevista realizada en 2020.

«Yo creo que eso es lo más gratificante, ver a chicos de 15-16 años dejando los pies en la calle para sacar adelante esa campaña. A la familia: confiar en que Ignacio se lleva un hermoso recuerdo. Es duro«, concluyó el Merchant.