Corrían los años noventa, y la música chilena aún vivía momentos frágiles luego del retorno a la democracia. La agrupación formada en ese entonces por Álvaro Henríquez, el guitarrista Ángel Parra, el bajista Roberto Lindi y el baterista Francisco Molina lanzó el álbum que los convertiría en lo que muchos llaman la mejor banda del rock chileno.

Grabado en la primavera de 1994 y lanzado en el verano de 1995, el álbum La espada y la pared logró un nivel de éxito que lo llevó a alcanzar el disco de oro, disco de platino y a ocupar el décimo puesto en la lista de Los 50 mejores álbumes chilenos por la revista Rolling Stone.

El disco dio el puntapié inicial con el sencillo Déjate Caer. Esta canción se convirtió, con el tiempo, en una de las más conocida de la agrupación. Con una melodía melancólica y una letra que habla de la relación resignada entre la vida y la muerte, el sencillo logró un gran recibimiento entre la juventud chilena de la época, haciendo el enganche para los próximos lanzamientos y las altas ventas del disco en general.

A este sencillo lo sucedieron la canción del mismo nombre, La espada y la pared, Hojas de Té, y Tírate, esta última siendo una de las favoritas de la banda, que la han tocado en todos sus recitales desde su lanzamiento. Además, ha sido inspiración de covers de Mon Laferte y Café Tacvba. Incluso estos últimos realizaron un cover en vivo de la canción durante su presentación en el Festival de Viña del Mar 2005, en la que invitaron al mismo Álvaro Henríquez al escenario para interpretarla en conjunto.

Además del blues y rock latino de los éxitos anteriores, este disco también tiene dos cóvers notables. El primero es “Tu cariño se me va” en una versión punk que incluye en el coro al propio Buddy Richard. El segundo, es “All Tomorrows Parties”, en homenaje a Lou Reed y Velvet Underground y el álbum de 1967, Velvet Underground & Nico.

“En una votación de un hombre contra un hombre, yo decido que este es el que menos me gusta”, señaló Álvaro Henríquez con respecto al álbum, en una entrevista con Noisey México. Sin embargo, fue justamente este el que los llevó a niveles de fama inesperados, trasladándolos a Miami al año siguiente del lanzamiento a grabar una sesión exclusiva para MTV Unplugged, en la que Henríquez vistió de militar, en alusión a la recientemente terminada dictadura chilena.

https://www.youtube.com/watch?v=4jn3zOG13cE

A pesar de que Henríquez haya asegurado que es su álbum menos preferido, todas las letras de las canciones, junto al bajista Roberto Lindi en la mayoría de ellas. La juventud de la época logró inspirarse con las letras de Henríquez que, a su vez, señala haber sido inspirado en su juventud por The Beatles. “Ahí me definí como músico, en ese momento dije: Yo quiero ser esto, idéntico, igual a eso”, comentó Henríquez al enterarse de la muerte de John Lennon y ahondar en la música de Los Beatles, para una entrevista a ViaX en el año 2011.

Luego del éxito de La Espada y la pared, que no solo consolidó al grupo en la escena musical chilena, sino que también pavimentó su camino internacional, lanzaron cuatro LP y un EP más, cada vez reiterando la influencia y relevancia musical de la agrupación hasta el día de hoy.

Texto por Adria Campos.

Te puede interesar: Rolling Stone: Los 10 álbumes esenciales del Rock en español