El viernes 27 de septiembre comenzó en Brasil, Rock in Río 2019 con un cartel de primer nivel que incluyó a Foo Fighters, Weezer, Bon Jovi, Red Hot Chili Peppers, Iron Maiden  y mucho más.

El festival que tiene una duración de siete jornadas, divididas en dos finales de semana, terminó este domingo 6 de octubre y aquí te dejamos algunos de los mejores momentos que se vivieron en la ciudad carioca.

Primera jornada Rock in Río

El gran evento musical, tuvo como primera gran atracción la presentación del rapero canadiense, Drake, en el escenario principal, quien a pesar de las lluvias intermitentes  durante su show logró hacer vibrar al público quienes cantaron a todo pulmón sus éxitos como «Jumpman», «Know yourself» «Passionfruit» y «One dance».

 

El británico Seal, también sorprendió durante la primera jornada, con su show en el Palco Sunset, donde cautivó al público con con éxitos como «Crazy» y «Kiss from a rose».

El cantante también se ganó al público al bajar a la platea no una, sino que dos veces donde interactuó con varios de sus fanáticos, quienes aprovecharon para tomarse fotos con él y grabarlo mientras se paseaba entre los asistentes.

 

Ellie Goulding fue otro de los shows que buscaban ser uno de platos fuertes de la noche. La artista pop fue la última confirmada para Rock in Río, llegando a reemplazar a Cardi B, sin embargo la cantante de pop estadounidense, no logró convencer del todo a los fanáticos que quedaron con las ganas de ver a la rapera.

El segundo día de shows, estuvo marcado por el rock y los clásicos de los 90 con las destacadas presentaciones de artistas como Weezer y Foo Figthers y quienes demostraron la vigencia de su música tras unos conciertos cargados de fuerza y energía.

El concierto más esperado del día fue sin duda Foo Figthers, quienes se encargaron de cerrar la noche y cautivar al público con temas como «Run», «My hero», «Monkey Wrench», «Big me» y «Best of you», terminado con «Everlong», uno de sus mejores sencillos y con el que acostumbra a finalizar sus conciertos.

Por su parte Weezer sorprendió al ex baterista y formador de Nirvana, Dave Grohl, con un espectacular cover de una de las canciones más representativas de la banda, «Lithium».

El vocalista de Foo Fighters aceptó haber llorado durante el concierto, mientras la banda interpretaba el cover de Nirvana.

 

El momento más destacado de la tercera noche del gran evento musical estuvo marcado por el espectáculo de Bon Jovi, quien llegó por quinta vez a los escenario de Rock in Río, deleitando a todos sus fans, como si fuera la primera vez, con lo mejor de su repertorio.

 

Antes de la llegada de Bon Jovi al escenario, el palco principal también recibió a la Dave Matthews Band (DMB), que sorprendió a los asistentes, que poco sabían de la banda de rock progresivo.

Y los ánimos del público se encendieron también con «Iris», la icónica balada que inmortalizó a Goo Goo Dolls, canción con la que cerraron su presentación.

 

Segunda Jornada 

La segunda jornada de uno de los eventos musicales más grandes del mundo, comenzó el jueves 3 de octubre y contó con los shows de Red Hot Chili Peppers, Panic at the Disco, Nile Rodgers & Chic y Capital Inicial, en el escenario principal

Red Hot Chili Peppers, fueron los encargados de cerrar la noche y rápidamente pusieron a cantar y saltar a sus más de 100.000 espectadores.

Algunos de los éxitos que interpretaron fueron «Can’t stop», «Californication», «Right on time» y encendieron al público con y «Give it Away», que fue coreado a todo pulmón por los asistentes.

 

La segunda atracción de la noche fue Panic at the Disco, quienes debutaron en el Rock in Rio, y aprovecharon la oportunidad para presentar sus últimos trabajos, dejando fuera del concierto algunas de sus más icónicas canciones.

Pero sin duda, uno de los momentos que mas emocionó al público fue el cover que realizaron al clásico de Queen, Bohemian Rhapsody.

 

Iron Maiden fue uno de los artistas más esperados de todo el festival y fueron quienes se encargaron de cerrar la quinta noche de Rock in Rio.

Con un show de cerca de dos horas, la icónica banda británica de «heavy metal», cumplió con todas las expectativas del público, que llevaba cerca de 4 años esperando una jornada totalmente de metal en el Rock in Río de Río de Janeiro.

Una jornada que contó no solo con Iron Maiden, sino que también con otros icónicos grupos como Anthrax, uno de los mayores representantes del «trash metal», una presentación en la gira de despedida de los estadounidenses Slayer, y un gran show de Scorpions.

La noche más popera de Rock in Río, estuvo a cargo de P!nk, Black Eyed Peas, H.E.R, y la reina brasileña del pop, Anitta.

La cantante estadounidense Pink y la brasileña Anitta ofrecieron shows cargados de coreografía, efectos especiales y elementos escenográficos que cautivaron a todo el público.

Por su parte Black Eyed Peas, figuraba como una de las principales atracciones de la noche, encendiendo no solo el Palco Mundo, sino que también las redes sociales.

Para encender aún más el público, la banda de Will.i.am, Apl.de.ap y Taboo, interpretaron su nueva canción, eXplosion, junto a la actual reina de la música en el Brasil, Anitta.

 

Las siete jornadas de Rock in Río 2019 terminaron este domingo con los shows el trío inglés Muse, la banda estadounidense Imagine Dragons y la canadiense Nickelback, exponentes de ritmos alternativos de rock, y los brasileños Os Paralamas do Sucesso.

La jornada la abrieron los brasileños, quienes tenían la difícil tarea de cautivar al público que esperaba a los platos fuertes de la noche.

La esperada presentación de Muse en Río estuvo cargada de estímulos, maquinas lanzahumo por montones, vestuarios exóticos, papelitos de colores y serpentinas, entre otras cosas, que no lograron convencer del todo a los fanáticos.

Entre las canciones que destacaron fueron «Supermassive Black Hole», «Pressure», «Hysteria», «Dig Down», «Starlight» , «Algorithm», entre otras, en notables versiones que muchos se perdieron por irse antes del concierto.

 

Por su parte, Imagine Dragons ofreció un show de dos horas con éxitos como con «On the Top of the World» y «Radioactive», que fueron coreados por todos los asistentes, pero que además estuvo marcado por las críticas a Dan Reynolds por hablar demasiado.

 

Te puede interesar:En el Rock N’ Roll Hall Of Fame: La última presentación de Ric Ocasek junto a The Cars