Noticias

El caso de la polémica llamada entre los presidentes de EE.UU y Ucrania que la Casa Blanco intentó ocultar

La llamada, denunciada por un Agente de la CIA, da cuenta de un posible intercambio de favores entre Trump y Zelenski que podrían provocar la destitución del presidente estadounidense.

El pasado miércoles, la Casa Blanco hizo pública la transcripción de la conversación telefónica entre el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ucraniano, Vladimir Zelenski. Ella deja en evidencia que Trump, buscó ayuda extranjera para conseguir información comprometedora sobre uno de sus potenciales rivales en la elección presidencial de 2020: el ex vicepresidente Joe Biden. Además, en la conversación telefónica, el mandatario estadounidense hablaba de investigar al hijo de Joe, Hunter Biden, por sus negocios Kiev, Ucrania.

"Se está hablando mucho del hijo de Biden, y que Biden detuvo una acusación y mucha gente quiere saber de eso, así que cualquier cosa que pudieras hacer con el fiscal general sería maravilloso (...) Biden fue por ahí alardeando de que frenó la acusación así que si puede mirarlo...", afirmó Trump en la conversación con Zelenski fechada el pasado 25 de julio.

La controvertida llamada que da cuenta de posible intercambio de favores entre ambos presidentes impulsó al Partido Demócrata para iniciar una investigación que podría llevar al "impeachment" (destitución) del presidente de Estados Unidos por irregularidades.

Te puede interesar: Mick Jagger presenta película en Venecia y critica duramente a Trump

Denuncia de la polémica conversación

El presidente Donald Trump “está usando el poder de su cargo para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones estadounidenses de 2020”. Y la Casa Blanca trató de "bloquear" información para ocultarlo.

Esas son las explosivas acusaciones que un denunciante anónimo formuló el pasado 12 de agosto y que provocó el inicio del proceso de impeachment contra el presidente Donald Trump.

Según informó el diario New York Times, el denunciante es un funcionario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que fue enviado a la Casa Blanca. Este hombre "fue designado para trabajar en la Casa Blanca en un momento", pero desde el controvertido incidente regresó a la CIA, dijo el Times, citando a tres personas familiarizadas con su identidad.

El denunciante, en base a información recibida de “más de media docena de oficiales del Gobierno”, redactó un texto de nueve páginas en el que describe cómo la Casa Blanca trató de “bloquear” los registros de una conversación telefónica, entre el presidente estadounidense y su homólogo ucranio.

La queja, publicada el jueves, dice que la transcripción de la llamada no se almacenó en el sistema informático habitual. En cambio, se almacenó en un sistema separado utilizado para la información clasificada.

La identidad de la persona está protegida por las leyes de Estados Unidos, que respaldan a los funcionarios que utilizan los canales adecuados para denunciar la mala conducta de sus colegas o superiores.

Pero se espera que la persona testifique pronto a puerta cerrada en el Congreso, lo que aumenta la posibilidad de exposición a medida que más personas conocen su identidad.