Luego de una nueva conmemoración del día del trabajador, el presidente Sebastián Piñera firmó esta mañana una nueva Reforma Laboral, que incluye la opción de adaptar los horarios de trabajo, y poder trabajar 4 días a la semana.

“El trabajo ha sido, es y seguirá siendo una prioridad”, dijo, destacando que se crearon 164 mil nuevos empleos, los que en su mayoría son con contrato y cobertura previsional. La finalidad de la iniciativa, explicó, es “mejorar la calidad de vida, crear más oportunidades y dar más espacios de libertad”.

Por su parte ayer durante la marcha del día del trabajador la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) criticó el optimismo del Gobierno por las actuales cifras de desempleo, el cual según el INE en el trimestre enero-marzo alcanzó un 6,9%.

 

FOTO: HANS SCOTT/AGENCIAUNO

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Anda a ver a Ana Tijoux a su concierto aniversario en el Teatro Caupolicán!

Los cambios incluidos en la reforma laboral

Los cambios que incluyó el presidente Sebastián Piñera en la reforma laboral giran en torno a 3 ejes.

El primero pretende implementar medidas para adaptar mejor las jornadas laborales, para que sean más conciliables con lo que los trabajadores quieren hacer en su tiempo libre. Con esta reforma quienes quieran trabajar de forma más intensa entre lunes y jueves, para poder tener 3 días de descanso el fin de semana, podrán hacerlo.

El segundo punto lo nombró como: “nuevas normas para los empleos del Sigo XXI”, que tiene relación con los avances tecnológicos. Propuso la creación de contratos para formalizar trabajos extraordinarios o no permanentes, además de la regulación de las “economías de plataformas” mediante la obligatoriedad de boletas de honorarios.

El tercer y último eje es la inclusión. El proyecto fomenta el empleo de personas privadas de libertad, mejorando acceso a plazas laborales y educación. También incluye el perfeccionamiento de la Ley de Inclusión, para incentivar la presencia femenina en la fuerza de trabajo.

También mencionó medidas para prevenir, fiscalizar y sancionar el acoso laboral y sexual; y nivelar estudios en trabajadores que no han podido terminar la enseñanza básica o media.