El líder de Prodigy, Keith Flint, murió tras colgarse en su casa de Essex, Inglaterra, el pasado lunes 4 de marzo. Los resultados de la investigación inicial sobre su muerte se dieron a conocer este lunes 11 de marzo.

“Asistió la policía, se siguieron todos los protocolos y se confirmó que su muerte no era sospechosa”, dijo el oficial forense Lynsey Chaffe, en la apertura de la investigación de hoy. También se confirmó que su causa provisional de muerte había sido confirmada durante una autopsia en el hospital de Broomfield el 7 de marzo, sin embargo, esto continuaría bajo investigación mientras los funcionarios esperan los resultados de los informes de toxicología.

“Es con la mayor conmoción y tristeza que podemos confirmar la muerte de nuestro hermano y mejor amigo Keith Flint”, dijeron los miembros sobrevivientes de Prodigy, Liam Howlett y Maxim Reality, en un comunicado el día de su muerte. “Un verdadero pionero, innovador y legendario. Él siempre será extrañado. Agradecemos además respetar la privacidad de todos los involucrados en este momento”.

Durante el fin de semana, también agradecieron a los fans por su continuo apoyo y homenajes. La banda también canceló todas las fechas de su próxima gira programada, con Emily Eavis revelando que la banda estaba reservada para tocar en Glastonbury 2019.

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Anda a ver a Blondie y al resto de bandas de la segunda noche de Colors Night Lights!