El último tiempo de Britney Spears ha sido bastante bueno, alejándose cada vez más de su caótica etapa de la década pasada y estableciéndose como una eterna exponente de la música pop. Tanto así que estaba pronta a empezar una nueva gira con el nombre Britney: Domination que comenzaría en Las Vegas. Sin embargo, la artista canceló el tour y también puso su carrera en pausa.

Esto según ella misma explicó en redes sociales, por la salud de su padre, quien enfrenta serios problemas de colón que casi le costaron la vida hace dos meses. Por lo mismo Britney Spears decidió priorizar el cuidado de su papá y postergar su presencia en cualquier escenario. Lo que obviamente entendieron todos sus fanáticos que hasta hoy han dado más de un millón de likes a la publicación.

En el conocido momento oscuro de la princesa del pop, su padre fue un gran sostén. Así que el éxito que habría tenido la gira con sus 32 conciertos pasa a segundo plano cuando se trata de su familia para Britney. La mayor de las fuerzas.

View this post on Instagram

I don’t even know where to start with this, because this is so tough for me to say. I will not be performing my new show Domination. I’ve been looking forward to this show and seeing all of you this year, so doing this breaks my heart. However, it’s important to always put your family first… and that’s the decision I had to make. A couple of months ago, my father was hospitalized and almost died. We’re all so grateful that he came out of it alive, but he still has a long road ahead of him. I had to make the difficult decision to put my full focus and energy on my family at this time. I hope you all can understand. More information on ticket refunds is available on britneyspears.com. I appreciate your prayers and support for my family during this time. Thank you, and love you all… always.

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

Te podría interesar: U2 relanza a 10 años de su debut “No Line on the Horizon”