Ocho años “Baby” de Justin Bieber mantuvo el récord como el video más odiado en YouTube. Hasta que este jueves el Rewind 2018 de la plataforma superó por casi un millón de “no me gusta” al videoclip del cantante.

El resumen del año que realiza la plataforma de videos, fue duramente criticado en redes sociales. La mayoría enfocada en que no llamaron a figuras más populares de YouTube y que le dieron importancia a hitos innecesarios, dejando de la lado las polémicas por las que pasó el sitio este año.

Por eso la comunidad decidió castigar al sitio y en una semana le dieron 10.536.326 dislikes. Suma que venció al video debut de Justin Bieber que cuenta con 9.874.944.

Obviamente YouTube no quiso mantenerse ajeno a este hito y a través de Twitter se rió de la situación, con un mensaje que pone a ambos videos junto a su cantidad de dislikes, acompañado por la frase “Nuevo récord!! Oh… espera”.


Posteriormente la plataforma publicó un mensaje más serio dirigido al público. “Gracias a los creadores que formaron parte de Rewind, y a la comunidad que respondió. Escuchamos lo que dijeron, y queremos hacer el próximo año mejor para todos ustedes. ¡Miren este espacio!”.

Te puede interesar: Video hecho por YouTube es el segundo con más dislikes en la historia