Estamos a solo días que se juegue la esperada y accidentada final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate. Luego de que se suspendiera el partido de ida tras los incidentes que se registraron en Buenos Aires, se buscó otra sede y el encuentro se jugará en Madrid, en el estadio Santiago Bernabéu.

En España, ya se están comenzando a vivir los preparativos, Boca Juniors ya hizo su primer entrenamiento y River llegó esta mañana al país.

Pero no solo han llegado los equipos con sus staff respectivos, sino que también los hinchas. Hay que recalcar que es histórico que una final de la Copa Libertadores se haya convertido en un clásico argentino por los equipos que jugarán.

En este contexto llegó a Madrid uno de los cabecillas de la barra brava de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, a quién las autoridades retuvieron en el aeropuerto de Barajas, porque no tenía todos los documentos necesarios para entrar al país.

“La policía española consideró que el barra brava Maximiliano Mazzaro es peligroso para la seguridad y fue expulsado; toda barra brava que viaje con antecedentes de homicidio será deportado por España”, es parte de lo que declaró Guillermo Madero, director de seguridad en Espectáculos Futbolísticos.

Por eso a pesar de tener autorización para viajar, el líder de “La Doce” Rafael Di Zeo, finalmente no estará en la final que se disputará este domingo, desde las 16:30 horas en el Santiago Bernabéu.

El líder de la barra de Boca Juniors, tiene varias causas pendientes en Argentina, entre ellas encubrimiento a otro barrista con pedido de detención por secuestro, y otra por instigación de dos homicidios en la interna de la barra de Boca.