Para nadie era un misterio que la relación entre José Mourinho y muchos de los jugadores del Manchester United era tormentosa. En numerosas ocasiones sañaló a varios miembros en público, exponiéndoles a los aficionados, lo que terminó por costarle caro.

El diario Mirror explica en un artículo que antes de la destitución del entrenador portugués, cuatro futbolistas del equipo amenazaron a Ed Woodward, vicepresidente ejecutivo del club, con marcharse en el mercado de fichajes si no se le cesaba.

Los resultados no eran buenos, el ambiente entre técnico y directiva estaba turbio por la negativa a traer los refuerzos que pidió el luso y finalmente, las polémicas con los jugadores propiciaron su salida, publica AS. 

No está claro si la presión y las amenazas con amotinarse que ejercieron los cuatro pesos pesados de la plantilla fueron el detonante para que la directiva tomase la decisión de despedirlo, pero en cualquier caso, la situación parecía ya insostenible, un final que para muchos era anunciado.

Te puede interesar: La Cumbre transmitirá sus conciertos de música chilena y stand up por streaming y TV