Cada vez es más común estar en un restaurante y ver en alguna mesa a niños comiendo tranquilamente y con los ojos pegados a un tablet o celular. La misma escena se repite frecuentemente en el transporte público, en la playa y así suma y sigue. La pregunta que salta es ¿en qué medida le afecta a los niños tener una alta exposición a pantallas? 

La respuesta la viene a dar una reciente investigación realizada por el Instituto Nacional de la Salud (NIH) de Estados Unidos y revelada esta semana por la cadena CBS que concluyó que el cerebro de niños que pasan demasiado tiempo ante pantallas de aparatos inteligentes o videojuegos parece modificarse.

En 21 centros de investigación en Estados Unidos, el NIH se encargó de examinar los cerebros de 4.500 niños de 9 y 10 años para saber si el consumo intenso de videojuegos y el tiempo que pasan en Internet influye en su desarrollo. Así, los primeros resultados de este estudio realizado con imágenes por resonancia (IRM) magnética mostraron diferencias significativas en el cerebro de los niños que usan teléfonos inteligentes, tabletas y videojuegos más de siete horas por día.

via GIPHY

Las imágenes mostraron un adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral o córtex, que es la encargada del procesamiento de las informaciones enviadas al cerebro por los cinco sentidos y en definitiva, los científicos a cargo explicaron que el adelgazamiento del córtex “es considerado como un proceso de envejecimiento”.

¿En qué se traduce esto concretamente? Los datos del estudio arrojaron que los niños que pasaron más de dos horas por día ante pantallas tuvieron peores resultados los tests de lenguaje y razonamiento.

Junto con esto, los investigadores fueron enfáticos en señalar que los smartphones pueden tener un efecto adictivo porque el tiempo que se pasa frente a una pantalla estimula la liberación de dopamina, la hormona del placer.

Te podría interesar: Estudio asegura que tu adicción al celular puede provocar depresión en tus mascotas