Cuando en gran parte del mundo la tecnología 5G sigue en pañales, en China los investigadores ya comienzan a trazar el salto hacia el 6G.

Por ahora se trata de una etapa exploratoria donde el equipo está evaluando diferentes conceptos. La idea es comenzar a trabajar formalmente en la nueva tecnología móvil en 2020 y lanzar el 6G durante el año 2030.

El grupo de trabajo espera que esta conectividad amplíe aún más la cobertura y ofrezca velocidades de transmisión de 1 terabite por segundo, 10 veces más rápido que el 5G.

Es precisamente el 5G lo que va a dominar durante los próximos años y se esperan tres ventajas con su masificación: un gran ancho de banda, baja latencia (lo que demora en transmitirse la información) y conexiones amplias.

Tal como en el caso anterior, se espera que el 5G que sea 10 veces más rápido que el 4G, pero que sea una tecnología muchísimo más estable y potente, para permitir conectar varios dispositivos a una misma red sin perder la calidad, además de poder descargar películas HD en cosa de segundos.

¿Cuándo va a estar disponible?

Falta todavía para eso. La agrupación que reúne a varias compañías de telecomunicaciones a nivel mundial, el 3GPP, cree que para 2020 el 5G va a estar operando al 100%.

Pero hay aventureros que apuestan porque en 2019 ya vayamos teniendo novedades respecto a su implementación.

Mientras, tenemos que seguir operando en la red 4G, que en nuestro país este año anotó 5 millones de nuevas conexiones este año y se transformó en la red celular más utilizada, en desmedro del 3G que con el paso del tiempo se va acercando a la obsolescencia.

Según datos de la Subtel, a septiembre de 2018 había 13.9 millones de conexiones.