Paul Steklenski, es un veterinario estadounidense de 45 años, que se ha ganado el respeto de todos quienes han conocido su noble historia. El profesional aprendió a volar y compró su propio avión, de 70.000 dólares, para rescatar a cientos de perros que se encontraban en lista de espera para ser sacrificados.

El hombre se dio cuenta que quería dedicarse a salvar perros después de adoptar a Teresa, una perrita sin hogar. En su plan original, él había pensado recorrer los mataderos en auto, pero se dio cuenta de que iba a poder ayudar más si se movía de manera más ágil.

Casualmente, comenzó a aprender a volar en 2013 como pasatiempo, un par de años después sacó su licencia, y en mayo de 2015, creó Flying Fur Animal Rescue. Y más tarde compró su propio avión para hacer los rescates, publica Intriper.

Steklenski ya ha salvado a más de 800 animales desde entonces, muchos de los cuales fueron descuidados o maltratados.

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Llévate una polera Rock & Pop aniversario con tus artistas favoritos!