Noticias

Francia va a prohibir la circulación de los nuevos monopatines eléctricos en las veredas

Algo parecido ocurrió hace poco en nuestro país gracias a la ley de convivencia, donde los monopatines eléctricos entraron con fuerza.

Recién se están instalando en Chile, pero en Francia ya les dieron la negativa a los monopatines eléctricos que se están tomando las calles.

Estos monopatines llegaron a complementar la nueva dinámica de las bicicletas públicas que se arriendan y también se pueden arrendar con un costo por minuto. 

A simple vista parece un sistema ideal para la ciudad, sin embargo hay peatones que están muy molestos por la invasión de estos aparatos que avanzan muy rápido por las veredas alcanzando incluso los 30 km/h, poniendo en peligro a los transeúntes.

En Francia, los accidentes aumentaron un 23%. En París, en 2017 se registraron 49 heridos y muertos por incidentes ligados al uso de patinetes y rollers.

Es por esto que el gobierno francés decidió llenar el vacío legal que existe sobre estos vehículos para que respeten las leyes de tránsito. "No podemos dejar estos dispositivos circulando a 20 o 30 km/h, poniendo en peligro la seguridad de los peatones en las aceras", declaró la ministra francesa de Transporte, Elisabeth Bourne.

"Estos vehículos podrán circular por las pistas, las ciclovías, pero no por las aceras. Vamos a enmarcar la práctica del free floating".

En Chile y otras partes del mundo ya se pusieron restricciones

En el caso de nuestro país esto ya está fiscalizado con la nueva Ley de convivencia de modos, puedes conocer más acerca de ella aquí

Entre otras cosas esta normativa prohíbe su circulación por las veredas y también establece que los vehículos motorizados solo podrán adelantar a los ciclistas a una distancia de 1,5 metros. 

En Madrid, el municipio decretó que la circulación de patinetes está prohibida en las veredas y en las calles peatonales. Sin embargo, ha sido autorizada en todas las calles donde la velocidad máxima es de 30 km/h, es decir, el 80% de las calles de toda la ciudad a partir de ahora.

Valencia también está por adoptar una nueva ley para prohibir principalmente su circulación por las veredas. Barcelona ya controla el uso de los patinetes eléctricos de particulares: no se pueden usar sobre las veredas y sólo los más veloces pueden transitar por la calle.