Ben Affleck está pasando por un difícil y doloroso momento luego de recaer en su adicción al alcohol, lo que lo llevó a internarse en un centro de rehabilitación.

Un pilar fundamental en este proceso ha sido Jennifer Garner, su exmujer y madre de sus tres hijos, quien lo ha acompañado en diversas sesiones de terapia.

Según señala una fuente al sitio Radar Online, Garner y Affleck tuvieron una dolorosa pero reparadora conversación que los hizo romper en llanto.

Durante la charla, el actor ganador de dos premios Oscar, le admitió el affaire que tuvo hace un tiempo con la niñera de sus hijos, Christine Ouzounian.

«Él y Jen terminaron en lágrimas al final de su primera sesión, en la que Ben habló sobre sus aventuras», dijo la fuente y agregó que eso «abrió muchas heridas».

En su proceso de rehabilitación le indicaron que sacar a la luz sus secretos con sus seres queridos, es clave para su recuperación. «Se hundió al lugar más oscuro hasta que alguien le tendió la mano», refiriéndose a la ayuda y apoyo que ha recibido de Garner.

También te puede interesar: «#CONCURSO ¡Rock & Pop te lleva a la Avant Premiere de Bohemian Rhapsody, la biopic de Queen«.