Cerca de 60 mil personas visitaron la región de Atacama el año pasado para apreciar uno de los fenómenos naturales más bellos del planeta: el Desierto Florido. 

Sin embargo, quienes pretendían vivir la experiencia este 2018 no podrán hacerlo en vista a que la zona norte del país no ha recibido las suficientes precipitaciones que permiten su desarrollo.

“Está complementa descartado”, dijo al Diario de Atacama el director regional de Conaf, Héctor Soto.

Es así como quienes esperaban ver las verdaderas alfombras de colores formadas por distintas flores en el suelo del desierto más árido del mundo, tendrán que esperar una próxima oportunidad.

Desde Conaf señalaron que las bajas temperaturas y la falta de humedad serían otros factores que imposibilitan que las semillas germinen, además de un emblemático deporte; “uno de los factores que puede perjudicar son los rally que a veces se transitan en lugares no habilitados y estamos trabajando para minimizar ese impacto”, detalló Soto.

Te podría interesar: Día Mundial del Gato: ¿Por qué debes tener uno en casa?