SofíaTupper

Son muchas las investigaciones científicas que una y otra vez nos confirman que la música sólo nos reporta beneficios.

Hace algunos días te contábamos sobre los beneficios de asistir frecuentemente a conciertos y esta vez se comprobó que cantar es bueno para la salud humana. 

¿La razón? Se demostró que cuando cantamos, nuestro cerebro libera mayor cantidad de endorfinas y oxitocina, que son las hormonas encargadas de producir placer y disminuir los niveles de estrés. De ahí viene el clásico de las madres que le cantan a sus bebés: instintivamente buscan su bienestar.

¿Sueles tararear las canciones que escuchas en la radio? ¡En buena hora!

Fue un estudio realizado por científicos de la Universidad de Frankfurt (Alemania) que dio en el clavo.

Se pudo observar que después de someter a un grupo de voluntarios a 60 minutos del Réquiem de Mozart, los niveles de inmunoglobulina A (una proteía que está en el organismo y funciona como anticuerpo) y también la hidrocortisona (hormona antiestrés), habían aumentado considerablemente y más aún en aquellos que tararearon la música. Esto demostró que al cantar, tu sistema nervioso libera endorfinas, que ayudan a que te sientas más animada y enérgica.

¿Te has fijado que cuando cantas se relaja tu musculatura? Esto tiene una explicación lógica y es que al cantar, para que podamos dar con los tonos, trabajamos sobre nuestra respiración, lo que automáticamente produce una mejor oxigenación y relajación muscular. Al cantar deberían desaparecer, o al menos atenuarse, las contracturas musculares que padeces.

via GIPHY

No es extraño por estos días pasar más de una hora en el auto… ¿Conclusión? Quienes aprovechan el viaje cantando al ritmo de sus canciones favoritas, manifiestan un mejor estado de ánimo y un estado físico más saludable que aquellas que prefieren conducir en silencio.

Te podría interesarEsta es la edad en que dejamos de escuchar música nueva según estudio