Noticias

Mitos y diferencias entre los huevos blancos y de color

Algunos dicen que unos son más nutritivos que otros y aquí aclaramos esas dudas que quizás tienes hace años.

Los huevos son uno de los alimentos indispensables y que siempre están en nuestro refrigerador. Algunos los usan solo para cocinar, otros aprovechan y los comen en todas sus formas: revueltos, fritos, a la copa o pochados.

Y seguro que más de alguna vez cuando eras niño te preguntaste por qué hay algunos blancos y otros son de colores.

Algunos icen que son más nutritivos unos que otros pero el sitio especializado "The Kitchn" quiso resolver esta milenaria duda.

¿De dónde vienen los colores de los huevos?

El color de la cáscara de los huevos se relaciona con la raza de la gallina. Las gallinas blancas ponen huevos blancos, y las gallinas que son de color café ponen huevos de ese color. Es decir simplemente con el color de la cáscara se puede saber cómo es la gallina que puso esos huevos.

Derribando mitos de los huevos

El color de los huevos también trae consigo muchos mitos.

Uno de los más clásicos es que dicen que los huevos de color tienen la cáscara mucho más dura y resistente. Esto es falso. La fortaleza de la cáscara tiene que ver con la edad de la gallina que lo puso; mientras más joven, será más resistente.

Otro de los clásicos mitos es que los huevos de color son más sanos y nutritivos que los blancos. O al revés. Esto también es incorrecto, no hay relación entre la calidad del huevo y el color de la cáscara.

Esperamos haber despejado algunas dudas que quizás tenías hace años y recuerda consumir huevo porque es muy nutritivo y debería estar en los básicos de toda dieta.