MaríaIgnaciaInostroza

Todos pueden caer ante las bromas de WhatsApp, hasta los políticos de nuestro país. Precisamente eso fue lo que le pasó a Gabriel Boric esta semana cuando, en plena cesión con otros parlamentarios, abrió un mensaje de la aplicación de mensajería gratuita para descubrir que se trataba de la popular “broma de los gemidos”.

El archivo consiste en un audio que revela gemidos sexuales en volumen exagerado y que aparece al momento de abrir un archivo “llamativo” dentro de la aplicación.

La mala suerte que corrió Boric fue que todo quedó registrado en video. 

“Perdón. Whatsapps que me mandan”, fueron las explicaciones del parlamentario, mientras todos se reían.

También te podría interesar: “Guionista de Los Simpson revela secretos de la serie y chistes que nunca llegaron a la pantalla“.