Noticias

Por si te lo perdiste: Los mejores momentos de la boda real entre Meghan Markle y el Príncipe Harry

Te contamos sobre el vestido, los invitados, la música y el tan esperado ''sí, quiero'' de los novios.

Ante 600 invitados y bajo el canto de un coro eclesiástico, la actriz Meghan Markle entró y caminó sola por las escaleras de la Catedral St. George, en el Castillo de Windsor.

Antes había llegado con su madre, en un automóvil oficial de la corona.

El vestido

Su vestido fue un diseño sencillo: tela lisa sedosa, escote conservador de hombro a hombro y mangas de largo tres cuarto. Todo fue confeccionado por Clare Waight Keller, actual directora creativa de Givenchy. ¿El toque original? La tiara, que fue un regalo de la Reina Isabel II, perteneció a su abuela, María de Teck, bisabuela del Príncipe Harry.

La caminata

Quien la recibió al interior de la Catedral fue el Príncipe Carlos, luego de haber caminando un par de metro junto a sus pajes —donde estaban incluidos el Príncipe George y la Princesa Charlotte—. 

La música

La ceremonia contó con coros y banda instrumental en vivo. Momentos de gospel junto a la canción ''Stand By Me'' de Ben. E. King, se vivieron al interior de la Catedral.

Los invitados

Dentro de la lista de 600 invitados se encontraban pocas figuras de la realeza europea, pero sí muchos artistas y celebridades. Personajes como Elton John, George y Amal Clooney, Serena Williams, Victoria y David Beckham, Oprah Winfrey, entre otros.

Los actores de ''Suits'', la serie en la cual actuaba Meghan Markle, también fueron parte de la ceremonia.

View this post on Instagram

Aunt Oprah #royalwedding

A post shared by Felichia Eaton (@justichia) on

El sí

La más emocionada fue Meghan al momento de expresar sus votos. La actriz fue más expresiva en su rostro, a pesar de seguir al pie de la letra el protocolo.

https://www.instagram.com/p/Bi9So08Bx5q/?tagged=royalwedding

¡Vivan los novios!

A la salida de la ceremonia, la pareja se subió a un carruaje para recorrer las calles de Londres y así poder saludar a los ingleses que quisieron ir a acompañarlos a los alrededores del Castillo de Windors. 

El recorrido inició con el esperado beso de los novios sobre las escaleras del castillo, pero sin frases como ''vivan los novios'' y amigos o familiares arrojando pétalos de flores.

View this post on Instagram

#RoyalWedding 🔥❤️

A post shared by xoxo, Martin (@martin10510) on