Es difícil encontrar a un niño que no le guste Peppa Pig. Esta serie animada que cuenta la historia de una familia de chanchos que comparten el día a día junto a sus amigos –también animales- girando en torno a Peppa, una niña con una particular personalidad.

Y hay tantos fanáticos como detractores de estos dibujos animados. Esta vez, fue una plataforma digital china quien decidió borrar completamente de sus registros a Peppa la cerdita. La razón: la transformación de su imagen como un ícono “subversivo”.

Niños adictos

Según el diario Global Times, al menos 30 mil capítulos de esta serie británica fueron retirados de la plataforma de videos Douyin, una de las más populares de China. Otros medios estatales han acusado que Peppa Pig causa una grave adicción en el público infantil, que luego se traduce en compras compulsivas de objetos y elementos con su imagen. Incluso, el Diario del Pueblo, portavoz del Partido Comunista Chino, denunció la semana pasada los efectos nocivos en la popularización de esta pequeña chancha.