Mitch, padre de Amy Winehouse, conversó con The Sun sobre cómo ha sido su vida desde el fallecimiento de la artista en el 2011.

Según reveló, sigue sintiendo su presencia a través de una gran variedad de «hechos extraños»: «Tenemos nuestros momentos, particularmente en su cumpleaños, el 14 de septiembre. Es duro».

«Después de tres años, pensé que quizá algún día ella vuelva en alguna forma. Y ella vuelve todo el tiempo, no físicamente, sino que espiritualmente. No te podría decir todo el tiempo que ella está por aquí», añadió.

¿Y qué sucede con estos «hechos extraños»? «Ocurren muchas cosas. Su espíritu viene y se sienta al borde de mi cama. Ella se sienta ahí y se siente como si estuviera ahí con su hermosa cara mientras me mira. Yo le digo ‘¿estás bien?’, debido a que me pongo nervioso con que esté aquí«.

«Es reconfortante de alguna forma el saber que está aquí, cerca mío», agregó.

Además señaló que creía que la artista lo visitaba en la forma de un mirlo, ave que aparecía en uno de sus tatuajes: «La semana después que murió, estaba en la casa de mi hermana cuando escuchamos un golpe y vimos a un mirlo idéntico al tatuaje de Amy. Pasó de noche, cuando las aves no vuelan, pero volvió y se sentó en mi pie».

«Cuando lo volvimos a levantar, vino y se sentó en medio de nosotros y cantó. Ahora veo mirlos en todos lados. Puedes pensar ‘oh, es solo un ave’, pero es ella. Estoy seguro de eso. Hay muchas cosas que me ocurren que no puedo explicar», sentenció.