Muchos personajes han tenido el honor de poder visitar la casa donde Jorge Gonzalez realiza su trabajo recuperativo tras el accidente cerebrovascular que lo afectó hace poco más de un año.

Pero la que ha sorprendido, pues accedió a contar su experiencia completa, fue Emilia, una gata que por un virus mientras se encontraba en gestación, perdió sus globos oculares, quedando ciega pero completamente capaz de hacer una vida como la de cualquier felino.

La historia que publicó ayer por la noche tenía un protagonista muy especial: El ex prisionero que hace algunas semanas lanzó su disco Trenes. «Mi humana me presentó al dueño de la casa, un amigo que se llama Jorge. “Hola Jorge”, le dije yo. El amigo Jorge me dijo que era muy bonita y yo me puse un poco colorada, creo. Entonces el amigo Jorge dijo que hay gatos que les gusta mucho la música y que vienen de las estrellas», contó en un relato que ya acumula cientos de reacciones y compartidos en la red social.

Revísala a continuación:

 

Ayer mi humana me metió a mi jaula y me subió a una de esas cosas que se mueven y que se llaman vedículos. El vedí…

Posted by Emilia desaparece on miércoles, 3 de febrero de 2016