Sin categoría

Adele vs Beth Ditto

El nuevo single de The Gossip nos dio que pensar.

Por Isi Urzúa.

Entiendo perfectamente bien la pasión de los fans y los medios por Adele. Su voz es espectacular, y su música es la de una mujer despechada, que toma venganza de un mal amor en uno de los discos más vendidos de la historia.

Además, el transfondo estético también llama la atención: es la primera vez que una mujer canta pop y es "alabada" por su figura.

Mientras todavía nos seguimos deleitando con la voz de Adele, The Gossip saca un nuevo disco, lanza un video, vuelve a la palestra. Y con ello, Beth Ditto refuerza lo que la británica ha estado haciendo durante su ausencia: la figura no importa al momento de hacer arte.

Las dos hacen música excepcional, pero sólo una de ellas es considerada trascendental. Sólo una saca titulares con cualquier cosa que haga, desde comprarse una mansión hasta si es que pololea o no con un hombre casado.

Y en ese sentido, sin decir que una es mejor que la otra, creo que la diferencia se da porque Adele, aún con sus kilos de más y su irreverencia (fuma, por ejemplo, y no tuvo ningún problema en levantar el dedo en televisión abierta), encaja mejor con los estándares esperados de una estrella como ella. Al fin y al cabo, es muy bonita, tiene un estilo pin up muy imitable, quiere cantar con Beyonce, y sobre todo, mantiene sus kilos bien guardados en sus vestidos negros.

Beth Ditto en cambio, es realmente una mujer gorda empoderada. No tiene problemas de subirse al escenario y transpirar toda su grasa, de ponerse un bikini o una mini falda y mostrar la celulitis, bailar en sus videos y demostrar que el sobrepeso no es un impedimento para las cosas. Además, su discurso siempre ha sido de defensa a la comunidad LGBT, cantando a favor del matrimonio homosexual, y hasta criticó a Katy Perry por cantar que "besó a una mujer" sólo para hacerse famosa. Es decir, sus actitudes no encajan, no alimentan la prensa, no generan admiración, nadie "quiere ser" como Beth Ditto (al menos no las masas), porque nadie quiere ser discriminado. En cambio Adele, con su belleza y su maquillaje, se gana la condescendencia de la industria porque es una mujer despechada, porque le rompieron el corazón; su discurso va hacia la mujer dolida... y eso vende.

Creo que Adele es una buenísima artista que merece ser considerada, merece la fama, la fortuna y los premios. Pero también considero que si no fuera gorda, probablemente le hubiera costado abrirse paso entre los David Guetta y las Ladys Gagas de la música actual. Y si es que ahora quisiera adelgazar, tendría a un montón de gente cuestionándola. Y Beth Ditto, que también nos vende una imagen, una idea, una actitud, sale perjudicada porque ella de verdad muestra lo que significa la gordura: valentía para poder mostrar tus defectos y desestructurar para ser aceptado por lo que eres.

Y sin más, acá les dejo lo nuevo de The Gossip, el tema "Perfect World".

[youtube A8mw5i43-uQ]