Noticias

La investigación que dio con el origen de las fotos explícitas hechas con IA de Taylor Swift

Una firma dedicada al análisis de redes sociales con base en metadatos halló el origen de las imágenes que aquejan a Taylor Swift.

Taylor Swift
Getty

A finales de enero, se conoció que X (ex Twitter) había limitado las búsquedas sobre Taylor Swift en su plataforma. ¿El motivo? Por la red social circularon imágenes creadas con inteligencia artificial que mostraban a la artista de forma lasciva, generándole incomodidad y llevándola incluso a evaluar acciones legales.

Así, en un intento por contener la situación, la plataforma decidió bloquear términos como "Taylor Swift", "Taylor Swift AI" o "AI Taylor Swift". De esta forma, al ingresarlos en búsqueda, X devolvía un mensaje de error (aunque algunas búsquedas como "Taylor AI Swift" sí arrojaban resultados).

Ahora, una firma especializada en análisis de redes sociales dice haber llegado al origen de estas imágenes.

¿De dónde salieron las imágenes de Taylor Swift?

Graphika, firma dedicada a la inteligencia con metadatos en Internet, rastreó la red con el objeto de conocer desde qué sitio comenzaron a difundirse las imágenes explícitas de Taylor Swift. Según recogió Rolling Stone, la investigación llegó nada menos que a 4chan.

Taylor Swift
Página de inicio de 4chan

Se trata de un sitio en el que se puede hablar de diversos temas, pero que no goza de buena fama. Ello, porque es posible publicar contenido de forma anónima, que en varios casos puede resultar ofensivo. Además, la plataforma puede ser un nido en el que coordinarse para formular bromas y ataques.

Cristina López, analista senior de la firma, declaró en un comunicado que la ganadora por el Mejor álbum del año en estos Grammy 2024 no es la única afectada. "Si bien las imágenes pornográficas viralizadas han captado atención generalizada sobre el problema de las imágenes explícitas generadas de forma no consensuada, ella está lejos de ser la única víctima".

De este modo, la analista explica que en 4chan, Taylor Swift ni siquiera es la figura pública objetivo más apuntada. A partir de esto, la preocupación también se da por los riesgos insospechados que esto implica, y así lo expone López. "Esto demuestra que cualquiera puede ser blanco de esto, desde celebridades mundiales hasta escolares".