Este 26 de octubre, la Comisión de Constitución del Senado aprobó en general el proyecto que busca un cuarto retiro del 10% de los fondos de pensiones. Con 3 votos a favor y dos en contra, este sigue su tramitación en medio de discusiones en torno a su aprobación.

Y es que desde el Gobierno ya se han mostrado en contra de este proyecto, esperando que los parlamentarios oficialista lo rechacen en la votación en Sala. Sin embargo, tal como ha ocurrido en los retiros anteriores, la votación sigue en duda.

Para conversar en torno al cuarto retiro del 10% y qué se necesita para finalmente aprobarlo, Un País Generoso conversó con el periodista Kevin Felgueras. En la ocasión, se discutió los desafíos que enfrenta para su aprobación y las fechas en las que podrían enviarse los montos de aprobarse. 

¿Qué falta para aprobar el cuarto retiro del 10%?

«Tenemos dos escenarios posibles y en ninguno de los dos el cuarto retiro del 10% se acaba pronto», señala Kevin Felgueras sobre el cuarto retiro del 10%. Y es que a diferencia de la Cámara Baja, en la Sala del Senado también se debe votar primero en general y así volverá a la Comisión para votar en particular. Cabe señalar que necesita 26 votos o más para logarlo.

Debido a esta larga tramitación, Felgueras señala que es bastante difícil que se pueda aprobar antes de las Elecciones Presidenciales del 21 de noviembre. Sin embargo, señala que es mucho más fácil si es que el proyecto se rechaza la próxima semana y de esta forma pasa a la Comisión Mixta. 

Y es que, según explica, si el Cuarto Retiro del 10% pasa a esta Comisión Mixta, se pueden aplicar los cambios de manera directa para una futura votación, saltándose algunos pasos que retrasarían la tramitación. Pero esto dependerá si es que los cambios se aprueban finalmente y la Sala vota a favor del proyecto.

¿Y los montos?

Al igual que los anteriores, el cuarto retiro del 10% también tendría un monto máximo. Esto equivale a 150 UF, lo que se traduce en unos $4,5 millones de pesos. Mientras que el mínimo sería de 35UF, cercanos a $1.050.000 pesos, aproximadamente.

Cabe señalar que, en caso de que la persona tenga menos fondos que el mínimo a retirar, podrá sacar todo el dinero que tenga acumulado. Esto mismo corre para las personas con enfermedades de alto costo o consideradas catastróficas.