Este 8 de marzo se conmemorará un nuevo Día Internacional de la Mujer, fecha que es recordada por las trabajadoras textiles que fueron víctimas de la represión en Nueva York.

Pero en Chile, por primera vez, la Coordinadora 8 de Marzo encabezará la convocatoria, que en España y Argentina ha paralizado actividades con millones de mujeres exigiendo la igualdad de género, el fin de la violencia machista y el reconocimiento a los derechos de las trabajadoras.

dia internacional de la mujer

El momento que se vive en nuestro país es crítico para las organizadoras, considerando los 11 femicidios que van en 2019, la ola de denuncias de acoso y abuso sexual, sumado a las históricas demandas laborales y valóricas que se toman el debate público, según explica la vocera de la agrupación, Alondra Carrillo.

«Nosotras creemos que estamos ante un escenario crítico, tanto en términos de la violencia que experimentamos las mujeres en nuestra vida cotidiana, que en muchos casos se trata de una violencia extrema que llega hasta la muerte. Y también en términos de la precarización en general de nuestras vidas», aseguró.

La huelga feminista llega a Chile tras un año convulsionado, marcado por un movimiento transversal que pide poner fin a la violencia que afecta a las chilenas. Uno de los emblemáticos fue el caso de Sofía Brito, estudiante de Derecho de la Universidad de Chile quien denunció al expresidente del Tribunal Constitucional, Carlos Carmona, obligándolo a abandonar sus funciones e iniciando la toma de la facultad de leyes del plantel.

«Lo que está pasando ahora es darse cuenta que el feminismo llegó para quedarse. Estamos viviendo un momento sumamente importante en el cual cada compañera que levanta una movilización, cada compañera que irrumpe en su cotidianidad, cada compañera que denuncia, a fin de cuentas está haciendo historia», explicó.

Desde el mundo universitario se inició el movimiento que convocó a las mujeres que salieron a marchar por el aborto en tres causales, la agresión a Nabila Rifo y las denuncias de numerosas actrices contra directores de cine y televisión. Sin embargo, la violencia salió con ellas a la calle y en julio del 2018 tres jóvenes fueron apuñaladas por desconocidos.

Aún así el movimiento se reactivó con un inédito llamado, no solo a paralizar actividades y marchar, sino que a reflexionar en los colegios, universidades, trabajos, hogares y el espacio público. La manifestación puede llevarse a todos los espacios, explica la exministra del Sernam y primera mujer miembro del directorio de Codelco, Laura Albornoz.

«Van a haber marchas después del horario laboral, en el ámbito privado hay una amplia libertad para que los empleadores puedan dar espacio para que las mujeres se manifiesten. Y es por eso que me parece importante que ojalá haya un acto de generosidad de parte de la autoridad de dejar que florezcan todas las flores», indicó.

Este 2019 inició con uno de los hechos que expone la violencia y discriminación que sufren las mujeres de la comunidad LGTBI, siendo víctima de una brutal agresión, la joven de 24 años Carolina Torres, quien sigue recuperándose de una fractura craneal y hemorragias internas. La activista transgénero Constanza Valdés pide que esto se discuta, al igual que otros temas pendientes, como la precarización laboral.

Ella busca «hacer un llamado de atención sobre la violencia y discriminación que sufrimos las mujeres trans, las mujeres lesbianas y las mujeres bisexuales, principalmente en razón de quienes somos o quienes amamos o como nos vemos. Hacer una reflexión sobre como el modelo de precarización laboral afecta a poblaciones que son completamente invisibilizadas».

La falta de educación en esta materia y la realidad de las diversidades sexuales que se ha visto invisibilizada es también parte de la demanda de las mujeres lesbianas, dice la vocera de Fundación Iguales, Isabel Amor. «Las mujeres lesbianas y bisexuales, como mujeres estamos susceptibles a la misma violencia que las mujeres heterosexuales. El caso de Carolina, nos refresca que en este país es necesario avanzar en educación que nos permita comprender, como sociedad, que las mujeres somos diversas y no por eso merecemos menos respeto que las demás mujeres».

Por estas razones, cientos de actividades y marchas masivas serán convocadas en más de 50 ciudades de todo el país para protestar y exponer las 10 principales demandas de la huelga feminista, exigiendo fin a la violencia, dignidad laboral, derecho al aborto, mejoras a la política migratoria y de derechos humanos para todas las chilenas.

*** Postproducción: Eduardo Tapia y Carlos González.

Te puede interesar: ¿Cuánto sabes de las Mujeres Rock & Pop?