Robbie Williams nació un día como hoy hace 45 años en Stoke-on-Trent, un pequeño pueblo de Inglaterra. Pese a dedicarse a la música y ser un exitoso exponente del pop a nivel mundial, siempre tuvo otra pasión: el fútbol. Por lo mismo es común verlo en partidos benéficos como el Soccer Aid o participando en la inauguración del Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, no hay nada que llene más a Robbie Williams como su equipo de toda la vida el Port Vale FC, que hoy está en tercera división y que nunca se ha caracterizado por tener buenos resultados. Williams ha hecho de todo por el equipo, incluyéndolo en el FIFA 2000 a través de un acuerdo con EA Sports a cambio de una canción para el juego.

El día más importante del músico junto al equipo de su pueblo se dio el 2001, durante el partido de despedida de uno de los ídolos del club, Martin Foyle. Ahí fue invitado Robbie Williams que con el número 8 en la espalda enfrentó al Manchester City, por entonces descendido a la segunda división.

Como es de costumbre en ese tipo de partidos, todo fue bastante distendido y lleno de momentos divertidos que no suelen verse normalmente en el profesionalismo. Un Robbie Williams con mucho ímpetu corrió por toda la cancha hasta que consiguió un -dudoso- penal. Pese a que perdió el primer intento tras un amague, lo repitió -porque es ÉL- y convirtió así su primer gol con el Port Vale FC.

Después saldría de la cancha dándole la mano a todos los fanáticos del estadio y más feliz que nunca. Más allá de los Brit, Grammy, récord Guinness y múltiples ventas alrededor del mundo, nada compara un gol con el equipo de sus amores.

Te podría interesar: Pearl Jam será la banda embajadora del Record Store Day