Tras intensas jornadas de movilización durante los últimos días, los trabajadores portuarios amenazan con «boicotear» el Año Nuevo en Valparaíso.

El puerto amaneció nuevamente con barricadas levantadas a lo largo del barrio puerto que han provocado el colapso de la ciudad. Las autoridades han pedido que los vehículos opten por movilizarse rumbo a Playa Ancha por avda. Alemania y evitar el centro.

Los trabajadores completaron 28 días de paro y la situación está lejos de llegar a acuerdo.

Según el presidente del Sindicato N° 1 de Estibadores, Pablo Klimpel, la discusión está entrampada en el bono que ofrece la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y el compromiso de no tomar represalias con los movilizados.

Los trabajadores exigen que no haya lista negras de trabajadores que adhirieron al paro, una mesa de trabajo para discutir condiciones laborales, un préstamos para compensar la pérdida de turnos y un bono de 2 millones de pesos líquidos.

El dirigente aseguró a La Estrella de Valparaíso que dieron un ultimátum a la compañía para este viernes. De ser negativa, recurrirán a instancias superiores del Estado.

Por su parte, el presidente de EPV, Raimundo Cruzat, rechazó los hechos de violencia e hizo un llamado a «seguir con el plan de reuniones a la brevedad posible, y que hagan su mejor esfuerzo para llegar a un acuerdo para deponer el paro y las movilizaciones».